domingo 13/6/21

Cruceiro para la Colegiata de Santa María de Villafranca

Imgen de ayer de la Colegiata con el cruceiro. ANA F. BARREDO

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural autorizaba ayer la instalación de un cruceiro en la esquina noroeste de la Colegiata de Santa María de Villafranca del Bierzo, bien de interés cultural declarado con categoría de monumento. El cruceiro es de factura contemporánea, de granito ‘amarelo’ del país con una altura de 4 metros, consta de base cuadrada de 1,50 por 1,50 metros, dos niveles de peldaños de 20 centímetros, pieza de base, columna, capitel y la cruz con imágenes de la Virgen y el Cristo. «La instalación del cruceiro no menoscaba la imagen del monumento, su percepción ni los valores paisajísticos del mismo dado que es un elemento esbelto, de escaso volumen con materiales y acabados que se mimetizan con el monumento», dice la Junta.

Su situación en un espacio exterior del templo de la esquina derribada, exento del monumento, apenas interfiere en la visión de las fachadas ni elementos singulares como molduras, aleros, ventanales o vidrieras. Las visuales desde los distintos accesos al monumento no afectan a la imagen de este, recorrido de acceso al culto, visitas turísticas, calle Santa Catalina y la alameda.

Castillo Viejo

Del mismo modo, el órgano provincial ha autorizado la propuesta final para el portillo de la barbacana norte y ventana arqueológica de la cata central del patio del Castillo Viejo de Ponferrada, en la forma presentada. Asimismo, se ha dado por enterada del informe preliminar de los trabajos de excavación y control arqueológico llevado a cabo entre marzo y octubre de 2020 en el marco de las obras de rehabilitación y puesta en uso del Castillo Viejo de Ponferrada. Cabe destacar que la excavación arqueológica al exterior del Castillo Viejo, en la zona correspondiente a un portillo, que se pretende rehabilitar, entre otras por razones de seguridad, ha permitido, por un lado registrar indicios del foso o cava del castillo, y en su interior restos de lo que se considera un pilar, «cuya interpretación se asocia a un apoyo para una escalera de acceso desde el exterior, quizás fija o retráctil, que conectaría con el portillo abierto en el castillo, el cual deja un vano muy estrecho», resalta la Junta.

Cruceiro para la Colegiata de Santa María de Villafranca
Comentarios