martes 7/12/21
Algunos de los voluntarios que acudieron a limpiar la Cruz

El sábado tuvo lugar la I Jornada de Limpieza de la Cruz de Ferro, en la que una docena de personas se prestaron voluntarias para eliminar los deperdicios que los peregrinos han ido dejando allí. Repartidos en dos grupos, uno para limpiar el mástil y el otro para el entorno del monumento, a las 10.00 horas se reunieron para dejar la Cruz como en sus orígenes. Esto se consiguió dos horas más tarde, tras limpiar «lo más grueso», según especificó un miembro de la Asociación de Amigos del Camino, Roger de la Cruz.

La Cruz de Ferro vuelve a su origen sin desperdicios
Comentarios