sábado. 28.01.2023
                      Ruth Morales, de Cs. L. DE LA MATA
Ruth Morales, de Cs. L. DE LA MATA

El Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ponferrada ha calificado el 2022 como «un año nefasto» para el municipio y sus habitantes. La portavoz liberal, Ruth Morales, ha lamentado que las políticas del equipo de gobierno local, que lidera el socialista Olegario Ramón, están llevando a Ponferrada a la deriva.

«La pésima gestión municipal, hecha a golpe de improvisación, ha provocado que se haya perdido un año vital. No sólo no se han solucionado los problemas que arrastra la ciudad, sino que en el último año Ponferrada sólo ha ido a peor», indica.

Morales también ha criticado que el tripartito (Podemos, Coalición por el Bierzo y PSOE con la ayuda puntual del PRB) haya incrementado las tasas y los impuestos a los ponferradinos para aumentar el coste de los servicios públicos y la plantilla municipal. «A pesar del sobrecoste de los servicios públicos la ciudad sigue sucia y abandonada. Estamos pagando más por los mismos servicios, a pesar de que no se están prestando de manera adecuada y de que los servicios no han mejorado», señala.

Lamenta igualmente que durante tres años Ponferrada haya estado «sumida en el inmovilismo y que ahora que se acercan las elecciones municipales esté toda la ciudad levantada, con las dificultades que ello acarrea a los ciudadanos». «Han dejado todas las obras para el final del mandato, con fines meramente electoralistas, para poder hacerse la foto cortando la cinta. Está claro que a este equipo de gobierno lo único que de verdad le preocupa es su continuidad política», resalta.

Morales ha señalado que, sin un cambio de rumbo, el futuro de Ponferrada será lamentablemente «muy negro», porque «mientras el equipo de gobierno mira hacia otro lado, en el municipio cada vez hay menos oportunidades laborales, dado que el tripartito es incapaz de atraer y fijar empleo y de reclamar inversiones».

La portavoz de Cs ha reprochado al regidor municipal que el único legado que va a dejar a los ponferradinos sea una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) «que va a suponer un golpe mortal para el comercio y la hostelería del centro de la ciudad».

Cs reprocha el «inmovilismo» de tres años y tener ahora la ciudad levantada
Comentarios