viernes. 01.07.2022
La Feria de la Cerámica, con 25 expositores, incluye también talleres de creación. L. DE LA MATA

Cuarenta años que no han interrumpido ni la pandemia es la trayectoria de la que pueden presumir los promotores de la Feria de la Cerámica de Ponferrada, que desde ayer reúne a 25 expositores en el aparcamiento de Obispo Osmundo. La apertura de la feria contó ayer con la presencia del alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón y de la concejal de Fiestas Lorena Valle, que resaltaron la importancia que tiene la actividad para la ciudad y el programa de las fiestas de la Encina, una de las pocas que se salvaron de la pandemia ya el año pasado.

El recorrido por los expositores también sirvió para que la vicerrectora del Campus de la Universidad de León en Ponferrada, Pilar Marqués, anunciara la colaboración con los artesanos de la escuela de Gerardo Queipo, impulsor de la Feria y del programa Embarrarte, para retomar un proyecto que ya se había puesto en marcha hace quince años, como la creación de una paseo de esculturas en las instalaciones universitarias. Marqués adelantó que habrá nuevas intervenciones el próximo año con piezas elaboradas a partir de la madera de castaño.

El Mercado Medieval cuenta con ‘pasacalles’. L. DE LA MATA

Con un programa propio de actividades, la Feria de la Cerámica y Embarrate permanecerán en el aparcamiento de Obispo Osmundo hasta el próximo día 9. Una performance de música y pintura a cargo de Jorge Solana y la conferencia del etnógrafo y escritor Joaquín Alonso fueron actividades destacadas ayer.

Para hoy domingo está prevista a las 21.00 horas la performance ‘Terra’ con el espectáculo de Rakú del grupo Surami-K.

El Mercado Medieval está en la calle Don Pelayo. L. DE LA MATA

La feria incluye talleres de cerámica contemporánea y tradicional, workshops de modelado con el escultor leonés Amancio González, de murales de azules portugueses con Tato Sheriff, y los torneros Paco Pascual, Ángel Peño y César Rodrígue, además de la ‘Acción colectiva por el clima del artista plástico Alfonso Fernández Manso.

Cuarenta años de cerámica y barro