martes. 28.06.2022

La compañía cristalera berciana Tvitec ha culminado la adquisición de la unidad productiva del grupo Cricursa, una empresa catalana especializada en la fabricación de vidrios curvos, según confirmaban ayer. En un comunicado, el despacho Abencys, especializado en reestructuraciones e insolvencias y encargado de gestionar el proceso concursal de Cricursa, ha informado de esta venta de la unidad productiva, según recoge la agencia Efe.

Ya a finales de abril el juzgado mercantil número 6 de Barcelona adjudicó finalmente la unidad productiva de esa empresa catalana a la empresa berciana Tvitec, que era la opción preferida por los trabajadores.

Cricursa es la empresa que ha realizado la nueva estrella que corona la Sagrada Familia de Barcelona y presentó concurso de acreedores en diciembre tras reconocer una deuda de 60 millones de euros.

Dos empresas, la catalana Brand Corner y Tvitec, habían presentado ofertas para hacerse con Cricursa, pero después de meses de trabajo y análisis de la situación de la propia concursada el juzgado optó por la propuesta de la empresa con sede en el Bierzo.

Culmina la venta de Cricursa a la compañía cristalera berciana Tvitec
Comentarios