domingo. 03.07.2022
Semana de la memoria

El delator de la guerrilla oculto en Bárcena

Santiago Macías hablará el sábado en Cereixa del responsable de la ‘Batalla de Repil’ en 1949, que terminó escondido en el Bierzo
Santiago Macías. L. DE LA MATA

Tal día como ayer, hace 72 años, destacamentos de León y Lugo rodeaban por sorpresa a un grupo de guerrilleros antifranquistas de la desaparecida Federación de Guerrillas de León y Galicia. El tiroteo, conocido como la Batalla de Repil, por el nombre del lugar de la aldea de Chavaga (Monforte de Lemos) donde ocurrió, se saldó, cuenta el investigador berciano Santiago Macías, con la muerte de cuatro guerrilleros y la huida de dos más, uno de ellos malherido en la mandíbula hasta el punto de que acabó por fallecer. Durante años, fue un misterio la forma en la que dieron con los guerrilleros escondidos en viviendas de la aldea, hasta que entrado en nuevo siglo se supo que el delator, Jesús Costoya, estaba en el entorno de los guerrilleros y viajó expresamente a Ponferrada para revelar al comandante Arrecivita el lugar donde se encontraban sus compañeros porque no se fiaba de los guardia civiles de Monforte.

«La represalias alcanzaron también a su propia familia, que no sabía que les había delatado», contaba ayer Macías, que incluyó la historia de Costoya en su libro El monte o la muerte. El investigador berciano participará este sábado en la Semana de la Memoria Histórica de Repil para presentar en Ceriexa a las 18.00 horas la nueva edición de su libro editado por Eolas y rememorar la historia de Costoya, que terminó ‘protegido’ como trabajador del embalse de Bárcena, en Ponferrada, después de aquel episodio sangriento.

El delator de la guerrilla oculto en Bárcena