miércoles 3/3/21
Sucesos

Denuncian a un bar de Toral de Merayo por una fiesta clandestina de 15 personas

Se ocultaban en el bajo y trataron de escabullirse apagando las luces cuando vieron a la policía
muni
Policía Municipal de Ponferrada. L. DE LA MATA

Ni respetaron el horario del toque de queda, ni guardaban la debida distancia de seguridad, ni estaban utilizando mascarilla, ni cumplían con la norma impuesta por la Junta de Castilla y León que impide la reunión de más de cuatro personas. La Policía Municipal de Ponferrada ha denunciado al propietario de un bar de la pedanía de Toral de Merayo y a las quince personas que participan en una reunión o fiesta clandestina celebrada en el bajo del local. Todos han sido propuestos para sanción y el establecimiento infractor se enfrenta a una multa de 1.500 euros, según explicó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana de Ponferrada, José Antonio Cartón.

Parece que la situación crítica que está viviendo la comarca en plena tercera ola de la pandemia de coronavirus —con 128 infectados ingresados, catorce de ellos en estado crítico, y el hospital al borde del colapso— no aplaca el ánimo de fiesta de quienes se saltan las normas poniendo en riesgo su salud y la del resto de personas. Los quince participantes en la reunión de Toral de Merayo trataron de librarse de las denuncias apagando las luces del bajo en el que se encontraban una vez tuvieron constancia de que la policía los había pillado in fraganti, pero la estrategia no les funcionó y los agentes hicieron su trabajo después de ser alertados por algún testigo.

Sin medidas

Incumplían el toque de queda, no usaban mascarilla ni guardaban la distancia de seguridad

En todo caso, no ha sido esta la única fiesta abortada por la Policía Local de Ponferrada durante el fin de semana. De nuevo, se han vuelto a imponer denuncias por fiestas privadas en domicilios particulares. En este caso, es el ruido que hacen los participantes en las mismas lo que motiva que los vecinos avisen a la policía y el detonante de la correspondiente sanción. Han sido tres las últimas denuncias, según refleja el parte del fin de semana que acaba de terminar. Un informe en el que también figuran multas por no utilizar mascarillas, no respetar las distancias de seguridad e incumplir el horario del toque de queda establecido a las 20.00 horas en toda Castilla y León.

Otra fiesta

En una vivienda particular, hubo tres denuncias tras el aviso de los propios vecinos por ruido

En concreto, la Policía Municipal denunció a 43 personas por no utilizar mascarilla en espacios libres ni guardar la debida distancia de seguridad en tan solo tres días. A ello hay que sumar 16 denuncias más por incumplimiento del toque de queda. Además, un segundo establecimiento de hostelería, a mayores de ya citado de Toral de Merayo, fue denunciado por no cumplir con las medidas sanitarias establecidas.

Conductor sin carné

Esta vez no ha sido un delito de conducción temeraria, pero de nuevo la Policía Municipal de la capital berciana ha tenido que tramitar un juicio rápido por una infracción relacionada con la seguridad vial. En este caso, fue al conductor de un vehículo que circulaba sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción.

Denuncian a un bar de Toral de Merayo por una fiesta clandestina de 15 personas
Comentarios