lunes 23/5/22

J.CG. no solo está en prisión provisional tras confesar que hizo volar el edificio de la calle Alcón 21. No solo está siendo investigado por quemar supuestamente el coche de un cliente del presunto prostíbulo del inmueble que le debía dinero.

También estuvo en 2017 relacionado con un presunto delito contra los derechos de los trabajadores en un caso relacionado con la prostitución. Según consta en sus antecedentes policiales, J.C.G. había sido detenido el 10 de febrero de 2017 en Ponferrada por «delitos relativos a la prostitución, coacción/ lucro sobre prostitución y delito contra los derechos de los trabajadores». Las diligencias policiales recayeron en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cinco de Ponferrada, que pocos días después se inhibía en favor del Juzgado número dos de Noia (Pontevedra), porque ya había iniciado actuaciones, de las que se desconoce en Ponferrada su resultado, para aclarar los hechos.

El ahora detenido por la voladura del inmueble y los daños en cinco coches en la calle Alcón, había firmado sendos contratos de arrendamiento de las viviendas situadas en la primera y la segunda planta del edificio en mayo de 2013. En un momento dado, el inquilino dejó de pagar el alquiler y en septiembre pasado el propietario interpuso una demanda de desahucio. A partir de ahí, el dueño de la vivienda habría comenzado a recibir «mensajes amenazantes» de texto y de audio y una llamada telefónica, ha declarado, de su inquilino moroso para evitar el desahucio.

Arrestado en 2017 por un presunto delito contra los derechos laborales relacionado con...
Comentarios