lunes 18/10/21
Curiosidades

Vídeo | El día en que Spike Lee anticipó el 11-S con unas rockeras de Ponferrada

Dos años antes de la masacre, el director que ahora estrena una serie sobre las tragedias de Nueva York introdujo una inquietante imagen de un avión a punto de chocar con las Torres Gemelas en el anuncio de Deviot para Pepsi

La cantante recuerda aquel rodaje

Cristina (de Subterfuge), Ana Rubio, Farah García, Spike Lee, Rebeca Diéguez, Ángel Vilas y Corral. DL

Rodaban un anuncio de Pepsi, en una época en que la marca de refrescos apostaba por descubrir nuevos talentos del rock independiente para promocionar su bebida. Estaban en Nueva York, la ciudad que nunca duerme. Y habían volado por primera vez en avión porque, salvo el baterista, las tres adolescentes de Ponferrada que formaban la banda apenas tenían 15 y 16 años.

Dirigía el cineasta Spike Lee —el mismo que acaba de estrenar una serie de televisión en el canal HBO que escarba en la tragedia del 11-S y en los estragos de la pandemia de Covid 19 en la urbe— y una de las primeras escenas, añadida a última hora al storyboard, tenía lugar a la sombra de las imponentes Torres Gemelas; el techo de la ciudad y durante años también los rascacielos más elevados del mundo con sus 110 pisos y sus 527 metros de altura.

«¡Eso es ruido!», le gritaba la cantante, vestida con los colores de una botella de Pepsi, al actor que interpretaba a un vecino molesto con los ensayos del grupo mientras le señala a la azotea de las Torres Gemelas. Y visto hoy —el anuncio se rodó en abril de 1999, dos años y medio antes de la masacre del 11-S— sobrecoge el estruendo y la repentina aparición de un avión que roza uno de los rascacielos a una altura tan baja que inmediatamente recuerda a las imágenes del reactor que impactó contra la Torre Sur el 11 de septiembre de 2001, retransmitidas en directo por todas las televisiones hace ahora veinte años.

¿Premonición? «Si Spike Lee tiene poderes esotéricos no lo puedo saber, y aunque no creo en proyecciones, lo mismo tuvo un sueño o una fantasía, yo que sé...», especulaba esta semana desde su casa de Berlín Rebeca Diéguez, la cantante de Deviot, cuando recordaba en conversación telefónica con este periódico la escena más inquietante de aquel anuncio de refrescos que les hizo famosas durante el verano en que las emisoras de radio no se cansaron de pinchar su tema Wait here, la canción del spot.

La escalada de Deviot hasta rodar con Spike Lee en Nueva York había sido vertiginosa. La banda formada por Rebeca Diéguez en la voz y en la guitarra, Ana Rubio en la guitarra, su prima Farah García en el bajo, y Ángel Vilas, ya con 25 años, en la batería, había llamado la atención de la compañía Subterfuge a finales de 1998, después de que un ‘ojeador’ presenciara uno de sus enérgicos conciertos en la Sala Tararí de Ponferrada. Influidas por el sonido de Nirvana, de Foo Fighters, de Green Day y de Garbage, por el pop oscuro de The Cure y el carisma de Depeche Mode, la banda de Ponferrada mezclaba el sonido punk-rock con un enorme desparpajo y una actitud en los escenarios que dejaba perplejos a quienes las oían por primera vez y descubrían que las tres chicas todavía iban al instituto. De ganar el concurso de talentos de las fiestas de la Encina pasaron a firmar con la compañía independiente más importante de España y, otra vez tras un concierto en el Café Hard Rock de Madrid, a ser elegidas por Pepsi para la campaña Generation Next de 1999; la misma promoción que había encumbrado antes Australian Blonde, a Undrop y a La Rabia del Milenio.

«Pero no queríamos ser una banda de una canción», recalca Rebeca, que da clases trilingües de inglés, castellano y alemán en una academia berlinesa, cuando recuerda el efímero éxito de dos de los grupos que les precedieron. La multinacional escogió entonces el tema For Sale del que iba a ser su primer álbum con Subterfuge, rebautizado como Wait here, para la promoción y el anuncio. Y aunque en un primero momento el spot se iba a rodar en Madrid, el representante de la banda, César Corral, volvió a sorprenderlas cuando les anunció que la grabación se trasladaba a Nueva York y el director del anuncio sería el cineasta Spike Lee, que para entonces también había rodado algunos videoclips de Michael Jackson. «Fue todo muy acelerado. De repente nos vimos en un avión y era la primera vez que volábamos. Tuvimos suerte. Estuvimos en el sitio adecuado y en el momento adecuado», rememora Rebeca de aquel viaje entre el 1 y el 7 de abril de 1999.

Tratadas como rockstars —dos limusinas aguardaban a las chicas y a Ángel Vilas en el aeropuerto para llevarles a un hotel de cinco estrellas en Manhattan— la productora les dejó dos días para aclimatarse y «turistear» en la Gran Manzana antes de concentrar el rodaje en una jornada. Rebeca, como cantante de la banda, tendría el mayor peso en la producción. «Ese día empezamos a las seis de la mañana y no terminamos hasta las ocho de la tarde, todo para 45 segundos», recuerda. Era fin de semana y había menos gente en el World Trade Center. Las Torres estaban en todo su esplendor. Rebeca levantó el dedo hacia el cielo, «¡Eso es ruido», pronunció, y la tecnología digital hizo el resto.

Dos años y medio después, en un descanso en la grabación del segundo álbum de Deviot —que ya había dejado Subterfuge porque no querían cantar en castellano— la vocalista se encontraba en la casa de la familia de su novio en Barcelona cuando presenció, en directo por televisión, el impacto del segundo avión en la Torre Sur. «Lo primero que pensé —recuerda Rebeca— es que era un montaje. Luego me di cuenta de que yo había estado justo allí debajo, pero no pensé en Nostradamus, ni en nada parecido. Fue una sensación de incredulidad». Y aquello, por desgracia, sí que hizo ruido de verdad.

Vídeo | El día en que Spike Lee anticipó el 11-S con unas rockeras de Ponferrada
Comentarios