lunes 1/3/21

La digitalización es la gran oportunidad del Bierzo, dice Carriedo

Castilla y León aspira a terminar el año con menos recesión y paro que la media nacional
El consejero de Economía y Hacienda intervino en el congreso de forma virtual. L. DE LA MATA

En las crisis también se esconden las oportunidades. Y en el Bierzo, donde se solapan la crisis de la minería y el cierre de las térmicas, con el retroceso económico generado este año por la pandemia también puede tomar impulso si consigue conectarse al mundo virtual y avanzar desde lo rural y lo agrario. «El Bierzo tiene una ocasión», decía ayer el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, durante su intervención en el segundo Congreso sobre la Economía del Bierzo.

Carriedo, que intervino de forma on line, precisamente, valoró al importancia de llevar internet a todos los pueblos para convertirlos en lugares atractivos para la actividad económica. «La digitalización es una oportunidad para el Bierzo», insistió convencido de que la biodiversidad,el movimiento de dispersión de la población que se está observando desde las ciudades y la transformación ecológica hacia un nuevo modelo de economía sostenible que aporte su productividad al entorno urbano conceden una baza a la comarca a la hora de salir de la doble crisis que soporta.

Antes de terminar su discurso con una apelación al carácter «valiente» y luchador de los bercianos, Fernández Carriedo no dejó de criticar al Gobierno central por no haber defendido la continuidad de la minería del carbón más allá del año 2018, algo que ahora perjudica a España a la hora de recibir fondos de los planes de transición de la Unión Europea.

Porque el consejero lamentó abiertamente que el «cierre precipitado» de las minas en 2018 y ahora de las centrales térmicas haya dejado al país con menos fondos europeos que naciones como Alemania y Polonia, pero también Francia e Italia, donde el sector minero no era mayor que el español, pero todavía conservan explotaciones y por eso reciben mejor trato de la Unión Europea. El Gobierno central, aseguró, ha reaccionado al revés. «Primero tenían que haber venido las alternativas y luego los cierres, pero el Gobierno apostó primero por los cierres y luego por las alternativas», se lamentó. Y calificó de «inaceptable» que España vaya a recibir ayudas europeas no por las minas que ha tenido abiertas hasta hace poco, sino «por las que tenemos hoy».

El consejero del área de economía de la Junta avanzó que el Productor Interior Bruto de Castilla y León crecerá el próximo año en torno a un 7,5 por ciento después de descender este, debido a la pandemia un 10,1 por ciento, por lo que será necesario esperar hasta 2022 para recuperar el terreno perdido. Castilla y León acabará el año con un 12,5 por ciento de paro frente al 17,3 por ciento de la media nacional.

El consejero defendió el incremento presupuestario para las distintas consejerías, especialmente la de Sanidad, que ha crecido un 22 por ciento. Castilla y León, insistió, cuenta ahora con 3.500 sanitarios más y 800 trabajadores sociales más que antes de la pandemia. El consejero recalcó las ayudas que la Junta concede a sectores más afectados por la segunda ola como la hostelería y el turismo, y el apoyo a empresas rentables a pasar el bache con ayuda de los fondos de Iberaval pero apeló al Gobierno central porque la Junta no puede salvar por sí sola sectores económicos.

Carriedo agradeció la invitación de Diario de León. Por el II Congreso sobre la Economía del Bierzo pasarán también el viernes el presidente de la Junta y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Alfonso Fernández Mañueco y Juan Carlos Suárez Quiñones.

La digitalización es la gran oportunidad del Bierzo, dice Carriedo
Comentarios