sábado. 04.02.2023
El equipo de gobierno del alcalde López Riesco se muestra convencido de que este plan de urbanismo es «de todos y para todos». Y eso, porque ha sido confeccionado con la participación de la ciudadanía, con recepción de propuestas, asambleas públicas y los plazos de alegaciones que marca la ley. Según el concejal de Urbanismo es un PGOU que «no tiene condicionantes, puesto que al final lo que hace es distribuir de forma equitativa los aprovechamientos urbanísticos a lo largo y ancho del municipio». Se trata así, según Fierro, de favorecer el crecimiento en los barrios y en los ámbitos rurales. «Este plan no es restrictivo, como lo era el del año 89 y, a parte de resolver ciertas cuestiones sobre conexiones entre barrios y pueblos, junto con la trama viaria, genera proyectos de futuro, que entendemos van a tener una importante incidencia en lo que es el progreso económico de la ciudad», declaró el edil de Urbanismo. Entre esos proyectos que generará la nueva trama urbana que defiende este plan se encuentra el parque tecnológico, el parque logístico o la Ciudad de la Juventud en los terrenos que dejó libres la retirada de la montaña de carbón en la zona de Compostilla. Juan Elicio Fierro cree que el PGOU que elevarán dentro de unas dos semanas a la comisión de Urbanismo de la Junta de Castilla y León contará con todas las bendiciones del Ejecutivo Herrera y no habrá problemas con lo que plantean los técnicos en el plan. Por eso lo ve en vigor en este trimestre.

Distributivo con los barrios y las zonas rurales