miércoles. 10.08.2022

En la supervisión de las centrales hidroeléctricas de Endesa y en su control diario se utiliza todo tipo de tecnología. La más reciente, el uso de robots subacuáticos, por un lado, y drones que se utilizan también para revisar el interior de tuberías y otras instalaciones de las centrales. Ese trabajo se puede llevar a cabo en cualquier época del año, en un momento de revisión, como es el verano, o tras advertir cualquier incidencia en el funcionamiento con el apoyo de personal propio o empresas que en un momento dado se puedan contratar.

También forman parte del equipo de revisión buzos. En ocasiones para revisiones de 5 metros de profundidad y en otras para controles a 50 o 60 metros, «que ya requieren unas condiciones de seguridad muy importantes», señala el director de la división hidroeléctrica en Ponferrada, José Antonio Galván.

Endesa ha comenzado a usar también una aplicación de Inteligencia Artificial para predecir el caudal de las centrales hidroeléctricas y mejorar su producción de energía en un proyecto en el que participa la Unidad de Producción Hidraúlica del Noroeste (UPH), que desde Ponferrada gestiona hasta 30 instalaciones que suman 811 megawatios.

La nueva aplicación optimiza la tecnología de datos y permite analizar la información meteorológica de las últimas dos décadas para generar predicciones de caudal, lo que ha permitido reducir en un 30 por ciento el anterior margen de error con el que trabajaban las centrales hidráulicas, según explica la empresa eléctrica.

La importancia de la meteorología en el sector energético aumenta con el peso creciente de la producción de renovables en el mix de generación eléctrica.

La nueva aplicación facilita la toma de decisiones. Endesa ha apostado por la integración de meteorología y data science para sacar el máximo partido. El data science combina de esta forma estadística, informática y matemáticas y permite extraer información de grandes volúmenes de datos y es una solución óptima para elaborar modelos que permitan ofrecer predicciones automáticas para la compleja topografía hidráulica.

Drones, buzos e inteligencia artificial
Comentarios