miércoles 12/8/20

Ecobierzo reprocha a la Junta su tardanza en actuar contra Catisa

Confía en que Medio Ambiente decrete la recuperación de la zona degradada.
Ecobierzo reprocha a la Junta su tardanza en actuar contra Catisa

El colectivo Ecobierzo se felicitó ayer, a través de una nota de prensa, de la decisión firme de la Junta de Castilla y León, de decretar el cierre de la cantera que Catisa explotaba en el entorno del paraje de Las Médulas.

Sin embargo, para la asociación Ecobierzo, la decisión adoptada por el gobierno autonómico, ha llegado con retraso. — «casi medio siglo después del inicio de una explotación de áridos ilegal»— y «después de varias sentencias firmes que la obligan a ello, y cuando el espectro de la retirada de las subvenciones de la Unesco al Patrimonio de la Humanidad de Las Médulas planeaba en el aire».

Los representantes de Ecobierzo aseguran que con la declaración desfavorable del impacto ambiental, que debe traducirse en el cierre definitivo de esta cantera de áridos que ha venido explotando la empresa que fue propiedad de la familia Martínez Núñez, se respaldan todas las alegaciones presentadas en su día por este colectivo, así como por la Asociación de Amigos de los Montes Aquilianos, que ya habían avanzado que «la única acción posible para la cantera es el cese progresivo de la actividad hasta su cierre definitivo».

La decisión de la Junta de Castilla y León, publicada este lunes en el Bocyl, supone sólo el primer paso de las medidas que se deben emprender desde el gobierno autonómico. Y es que para Ecobierzo, tras la medida adoptada decretando el cierre de la explotación de áridos, ahora urge «la restauración de la cantera y la recuperación del entorno natural dañado por los años de actividad de Canteras Industriales del Bierzo SA (Catisa).

Sobre este segundo paso que debería darse, la asociación sospecha que los costes serán abogados por los ciudadanos, en lugar de por la empresa que se ha estado beneficiando durante mucho tiempo de la extracción de áridos. Sea como sea, desde Ecobierzo se confía en que la Consejería de Medio Ambiente proceda a esa rehabilitación de una zona «altamente afectada por una explotación que nunca debió permitirse».

Hay que recordar, y así lo hace Ecobierzo en su comunicado de prensa, que la cantera que explotaba Catisa, en el paraje conocido como la Peña del Rego en el municipio de Carucedo, afectaba «al dominio público hidráulico, en concreto al arroyo de Balén, está incluida en los espacios de la Red Natura 2000, el LIC ‘Montes Aquilianos-Sierra del Teleno’ y la Zepa ‘Montes Aquilianos’, así como a sus ecosistemas acuáticos asociados». En la relación de zonas afectadas que detalla Ecobierzo también figuran el propio río Sil, el embalse de Peñarrubia y las aguas subterráneas del acuífero de las Calizas de la Aquiana.

En la decisión adoptada por la Junta de Castilla y León, además de tenerse en cuenta las graves consecuencias para el medio natural que ocasionaba la explotación de áridos que ha venido realizando Catisa, también se reconoce «la no existencia de la explotación minera en la fecha en la que se aprobó el Decreto 101/2002, de 1 de agosto, que incorporó el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Espacio Natural de Las Médulas».

Ecobierzo reprocha a la Junta su tardanza en actuar contra Catisa