miércoles. 10.08.2022

El director provincial de Educación de la Junta de Castilla y León, Javier Álvarez Peón, se desplazó ayer hasta Toreno para escuchar personalmente la reivindicación de la comunidad educativa del colegio Valladares Rodríguez, que se ha movilizado en los últimos días para tratar de frenar el cierre de un aula de Educación Infantil previsto por la administración para el próximo curso por falta de alumnos. Una decisión que, de momento, ha quedado en el aire, ya que lo que los padres le transmitieron a Álvarez Peón es que serán más de cuatro los niños que se matricularán en septiembre. Aunque no de tres años (nuevo ingreso), sí pertenecientes al ciclo de Educación Infantil, por lo que el número total sería suficiente para mantener las tres aulas abiertas.

«Hemos aplazado cualquier decisión porque los padres nos han asegurado que se matricularán más niños», relataron fuentes de Educación. Los ratios son lo que son y si el número de alumnos no es suficiente, el Valladares Rodríguez perderá una de las aulas de Infantil y los niños y niñas de tres y cuatro años serán reagrupados para crear una clase de once alumnos.

Fuentes de Educación quisieron aclarar también las palabras del consejero portavoz de la Junta de Castilla y León, Javier Fernández Carriedo, que al término del último Consejo de Gobierno y preguntado por los periodistas respondió al problema de Toreno asegurando que el compromiso de la administración autonómica con las aulas rurales «es claro». Se refería, explicaron las referidas fuentes, a las aulas que se mantienen en algunos pueblos con un mínimo de tres alumnos y que dependen de una Colegio Rural Agrupado (CRA). Este no es, por lo tanto, el caso del colegio Valladares Rodríguez de Toreno, que tiene más de un centenar de alumnos.

Educación aplaza la decisión en el colegio de Toreno ante la previsión de más matrículas
Comentarios