sábado 22/1/22
Reservas hidráulicas

Los embalses bercianos llegan al verano al 80,6%, algo menos que hace un año

El presidente de la Confederación pide un mayor control del agua durante el periodo estival
Imagen de ayer por la tarde del estado del pantano de Bárcena, cercano a la ciudad de Ponferrada. L. DE LA MATA

Los embalses de la demarcación de la Miño-Sil en la provincia de León, la mayor parte en el Bierzo —Laciana también forma parte de la cuenca—, se encuentran al 80,62 % de su capacidad máxima a las puertas del inicio del verano, la época de mayor consumo, según el balance que hizo ayer la Confederación. En una semana, los pantanos y presas de la comarca han perdido el 1,04% de volumen, según las mismas fuentes de la CHMS. El dato de este año es también un 5,83% menor que el agua embalsada en estas fechas en 2020.

En el presente año hidrológico 2020/21, que se inició el pasado 1 de octubre, la precipitación acumulada media en la cuenca fue de 732,0 litros/m2, un 20% por debajo de la media histórica medida entre 1980/81 y 2011/12, que fue de 915,7 litros/m2, según explicó este organismo público en un comunicado.

En el año hidrológico anterior, 2019/20, a estas alturas del año, la precipitación registrada fue de 928,3 litros/m2, un 1% por encima de la media histórica y un 27% más alto que en el presente ejercicio.

En la última semana se han registrado 7,6 litros/m2 y el cálculo acumulado marca los meses de noviembre, marzo, abril y mayo como secos y los meses de diciembre, enero y febrero como húmedos.

Caudales circulantes

En lo relativo a los caudales circulantes, según los datos recibidos en las estaciones de control que llegan al Centro de Control de Cuenca de la CHMS se encuentra de media un 32,4 % por debajo del promedio histórico, otro dato a la baja.

Todos estos datos hicieron que ayer el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, José Antonio Quiroga, recordara que los recursos naturales son limitados y que «todos deberíamos de asumir la responsabilidad individual de conservación de los mismos, fomentando actitudes respetuosas con el medio ambiente y con el consumo de agua para evitar periodos de sequía estival”. La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil está dividida en cuatro áreas: Miño Alto, Miño Bajo y Limia, Sil Superior (Bierzo) y Sil Inferior y Cabe.

Serie histórica

La precipitación media acumulada fue en este año hidrológico de 732 l/m2, un 20% menos

El establecimiento de un régimen de caudales ecológicos es, en la actualidad, una herramienta prácticamente imprescindible en la gestión de las cuencas hidrográficas. El número de infraestructuras hidráulicas construidas ha sufrido un enorme incremento en las últimas décadas, como respuesta a la demanda creciente de recursos hídricos originada por el desarrollo agrícola, industrial y urbano, según explican desde Confederación.

El agua como recurso es uno de los grandes bienes que tiene el Bierzo, que está pendiente de la modernización del Canal Bajo para adaptar su agricultura a las demandas del siglo XXI desde hace décadas.

Los embalses bercianos llegan al verano al 80,6%, algo menos que hace un año
Comentarios