lunes. 05.12.2022
INFRAESTRUCTURAS

La empinada cuesta para llegar al Bierzo

El desvío abierto desde Galicia para entrar en la comarca por la A-6 empieza ser un calvario 

La solución puesta en marcha por el Ministerio de Transportes para evitar el paso por el pueblo de Piedrafita en la salida de Galicia hacia el Bierzo por la A-6 no gusta a los camioneros. El trayecto se hace por el último túnel de la autovía en la provincia de Lugo y una empinada cuesta hasta la antigua N-VI. Un recorrido de unos dos kilómetros que empieza a provocar problemas. Desde alguna pérdida parcial de mercancías a frenazos bruscos o incluso camiones que se calan en medio de la subida por no ser advertidos de la pendiente que tiene este tramo alternativo abierto al tráfico por el doble derrumbe del viaducto del Castro.

Este periódico fue testigo ayer de algunos episodios de una situación que se puede complicar en los próximos meses con la llegada del hielo o la nieve o debido al gasoil que algunos camiones puedan desparramar en el asfalto.

El presidente de la Agrupación de Transportistas, que engloba también Valdeorras, Astorga y La Bañeza, Antonio García Regueiro, que ya ha sufrido en sus camiones la pérdida parcial de mercancía, considera que el Ministerio debe buscar otra alternativa. «Se ha buscado una solución al paso por Piedrafita para los camiones que vienen de Galicia, pero se ha creado otro problema», asegura. Regueiro reconoce que las alternativas no son fáciles debido a la orografía de la zona. «Lo que está claro es que la que se ha buscado tiene una gran pendiente y va a dar muchos problemas», aventura.

ESQUEMAS

El Ministerio puso en marcha esta alternativa el pasado 17 de septiembre. Unos trabajos que supusieron un importante movimiento de tierras, drenajes, firmes, desbroces, señalización, balizamiento y reposición de alumbrado que supusieron una inversión total de 350.000 euros y que se unen a los que se hicieron para reducir el trayecto por la antigua N-VI, en la subida desde el Bierzo a Piedrafita.

A la espera de que se expliquen las causas del doble derrumbe, previsiblemente el próximo mes de octubre, ayer se conoció que el Plan Invernal elaborado para garantizar la circulación los días de nevadas en Piedrafita, que obligarán a los camiones a coger un desvío que supondrá 50 kilómetros más de viaje y 40 minutos más de tiempo. Será en caso de que exista climatología adversa (nivel amarillo por nevadas) y por carreteras que no son precisamente una autovía. Los vehículos pesados que circulen por la A-6 en sentido A Coruña deberán abandonar esta vía en el punto kilométrico 400, enlace de Toral de los Vados, y utilizar las carreteras N-120 hasta A Pobra do Brollón, Lugo, la LU-652 hasta Bóveda y la CG 2.2, retornando a la A-6 en el punto kilométrico 488, enlace de Nadela. Un recorrido que tiene 144 kilómetros y algo más de una hora y media de duración mientras que de Nadela a Toral hay 94 (58 minutos de viaje según Google maps) por autovía

En sentido Madrid, se hará el mismo desvío en sentido inverso, por lo que se abandonará la autovía A-6 en el enlace de Nadela (punto kilométrico 488) y se circulará por las carreteras CG 2.2, LU-652 y N-120 para conectar nuevamente con la A-6 en el enlace de Toral de los Vados. Actualmente, la carretera autonómica CG 2.2 (Nadela-Sarria-Monforte) se encuentra en obras en el tramo A Pobra de Xiao-Sarria, por lo que el tráfico está desviado a través de la LU-546. Está prevista su reapertura a finales del mes de noviembre si la meteorología lo permite, explica el Ministerio.

«Se realizarán preavisos de estas restricciones en paneles de mensajes de la DGT así como en todos los canales oficiales de comunicación del Organismo cuando exista alerta meteorológica de nevadas y estará señalizada la ruta a seguir en los puntos de conexión entre las distintas carreteras. En estos episodios, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil reforzará su presencia el tramo de desvío velando por la seguridad, regulando y vigilando el tráfico», añaden las mismas fuentes.

Están previstos varios puntos de almacenamiento de camiones que estén circulando por el tramo afectado. La previsión del Ministerio es que este protocolo de vialidad invernal tenga carácter provisional ya que el próximo invierno al menos uno de los viaductos estará operativo.

La empinada cuesta para llegar al Bierzo
Comentarios