jueves. 02.02.2023

La Encina celebra este año el cuarto centenario de su torre con más obras

El rector Antolín de Cela adelanta que la pretensión es actuar en la escalera interior.
La torre de la basílica de Ponferrada cumplió 400 años.

Hace cuatrocientos años que se construyó la torre de la basílica de La Encina de Ponferrada. Fue allá por el 1614, pagándose la obra al año siguiente. Como cuatro siglos no se cumplen muy a menudo, desde el rectorado de la basílica ponferradina han querido celebrar de alguna manera la efemérides de esta emblemática construcción y ayer su rector, Antolín de Cela, adelantaba que están preparando una serie de actos que se concretarán a medida que avance el año y también tengan confirmadas todas las posibilidades económicas para poder invertir en mejoras para este reconocido templo berciano.

En este sentido, Antolín de Cela resaltaba que la idea general es obrar este año en lo que es el interior de la torre de La Encina. Especialmente en las escaleras que dan acceso al campanario y a lo que también se pretende que pueda ser algún día uno de los miradores públicos con una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

«Tenemos la previsión de hacer algo por este cuarto centenario, tal como se refleja en una placa conmemorativa de la construcción situada en una de las fachadas de la basílica; podría ser por ejemplo la celebración de jornadas de puertas abiertas», expresaba el rector de La Encina. Pero antes, para ello, tienen previsto limpiarla por dentro.

Especialmente problemática está siendo la suciedad que han acumulado en el interior de la torre las palomas. Sobre todo en la parte más alta de la basílica, donde estas aves han deteriorado la piedra y la estancia interior con sus excrementos de todo corrosivos.

Por eso, desde el rectorado quieren limpiar toda esta suciedad y para ello habrá que determinar si sólo será necesario limpiar esa suciedad o, por el contrario, llevará el añadido de tener que acometer obras de mayor calado para poder ser utilizado para la visita pública.

La previsión es colocar también una serie de protectores en las zonas del campanil, para evitar que entren las palomas. «Habrá que idear algún invento que sea efectivo y sea compatible con la estética histórica de la basílica», dijo De Cela.

La Encina celebra este año el cuarto centenario de su torre con más obras
Comentarios