miércoles. 07.12.2022
Fiestas de La Encina

La Encina muestra el camino de la verbena

La capital berciana demuestra que son seguras y que se puede ayudar al sector a salir de la crisis que trajo el covid

Sancedo, Turienzo, Trabadelo y los Festivales del Botillo de Bembibre y Fabero en el 2020. Fueron las últimas verbenas previas a la pandemia. Después, el abismo y la desaparición de parte del sector. Este verano no se ha recuperado, porque las nuevas olas y el miedo, sobre todo de muchos ayuntamientos, no han permitido que haya orquestas en las fiestas de los pueblos. Jorge y Andy y la Jorge Ferre Band han sido los únicos que han llevado a cabo algunos ‘bolos’ con poco público. Pero las Fiestas de la Encina han sido un oasis dentro del desierto en el que se encuentra el sector. El consistorio se atrevió y el resultado ha sido óptimo, aunque está claro que ver una orquesta sin poder estar de pie, saltando, bailando y moviéndose no es lo mismo. Pero por algo hay que empezar. Ponferrada ha sido la primera ciudad de España que ha contado con siete verbenas seguidas en sus celebraciones patronales.

La Junta de Castilla y León autorizaba verbenas en la región el 10 de junio, pero prohibía bailar. Días después se hacían las seis verbenas-piloto en Galicia que se suponía que serían la arrancada del sector. Pero al poco tiempo empezaba una nueva ola de contagios y la temporada se perdía prácticamente del todo.

Malassia, Marbella, Los Satélites, Los Player’s, París de Noia, Clan Zero, Tekila, Galilea... Son algunas de las orquestas que han tenido algo de protagonismo en las últimas semanas, pero muy lejos de lo que debía ser un verano para cualquier formación, acostumbrado a hacer en torno a 150 actuaciones en la temporada alta. Otras famosas, como Olympus o Panorama, ya ni siquiera lo intentaron.

Ejemplo para el resto
Tekila, Grupo Beatriz, La Última Legión, Jorge Ferre Band, Galilea, Nueva Banda, Solara actuaron en la Encina

Ponferrada se ha convertido en la Encina 2021 en el epicentro de la verbena en España y ha despertado el interés de medios de comunicación nacionales por el hecho de retomar la actividad en un sector castigado como el que más por la pandemia. Y con él, todo lo que hay alrededor: feriantes, churreros, conductores, técnicos, vendedores de material...

Quizá del comportamiento exhibido por Ponferrada y de cómo han salido estas verbenas pueda depender que en los próximos meses vayan arrancando las formaciones que han sobrevivido. De hecho, Olegario Ramón afirmaba l pasado lunes en Es la Mañana de El Bierzo y Laciana que ya había recibido llamadas de homólogos suyos para interesarse por este particular. Y eso que el día antes de la presentación del programa de fiestas el propio alcalde había desechado la posibilidad de que hubiese verbenas al no poderse bailar. Sin embargo, alguien le hizo ver que en diversos sitios de Galicia y Castilla y León se estaban haciendo algunas verbenas con el público sentado y con mascarilla o de pie, pero separados por sectores, y estaba funcionando. Por suerte hubo rectificación y la iniciativa ha sido un éxito.

La Encina muestra el camino de la verbena
Comentarios