sábado 07.12.2019

Una enfermedad que lo cambia todo

Nace en Ponferrada DT 3.0, que agrupa a familias con niños con diabetes para orientar y apoyar a quienes debutan y se sienten perdidos
Representantes de Adebi, del grupo DT 3.0 y el alcalde de Ponferrada, en la jornada de ayer. l. de la mata
Representantes de Adebi, del grupo DT 3.0 y el alcalde de Ponferrada, en la jornada de ayer. l. de la mata

Cuando a una persona se le diagnostica diabetes no solo cambia su vida, sino la de toda la familia, especialmente si el paciente que debuta es un niño. Cambios aparejados a una enfermedad que, pese a su prevalencia, sigue siendo una gran desconocida y, como tal, al principio causa un gran impacto en el núcleo familiar, que se siente un poco perdido. Evitar esa sensación de soledad y prestar apoyo directo es el objetivo con el que acaba de nacer en el Bierzo el proyecto DT 3.0, promovido por un grupo de madres con hijos que conviven con la insulina y todo aquello que conlleva esta enfermedad crónica.


«DT 3.0 son aquellas personas que cuidan de enfermos de diabetes. Hay dibetes tipo 1, diabetes tipo 2 y la diabetes tipo 3 sería, entre comillas, aquellas personas que nos encargamos del cuidado de quien tiene diabetes», explica una de sus fundadoras, Toñi Reguera. «Lo que queremos es ayudar a otras familias para que no pasen por la misma situación por la que nosotros hemos pasado, porque nos hemos visto muy solos, un poco perdidos al principio en el manejo de la enfermedad», explica esta madre. Su hija debutó con diabetes con tan solo 10 años. De eso hace tres y la vida de todos ha cambiado por completo. «Esta enfermedad es 24 horas todos los días del año, no hay descanso», asegura.

 

Hace tan solo tres meses que DT 3.0 echó a andar y, de momento, son 16 las familias integradas en un grupo nacido en el seno de la Asociación de Diabéticos del Bierzo (Adebi) que se presentó oficialmente ayer, durante la celebración de una Jornada de Familia y Diabetes que tuvo lugar en Ponferrada y en la que también participó el alcalde, Olegario Ramón.

 

Además de apoyar a las familias con pacientes afectados por diabetes, otro de los fines de DT 3.0 es romper barreras y «hacer grupo». Que los niños se conozcan entre sí, tomen conciencia de que no son los únicos con la enfermedad y se normalicen los cuidados que este tipo de personas necesitan.

Una enfermedad que lo cambia todo