domingo. 04.12.2022

El enoturismo se consolida en el Bierzo con un 15% más de visitas en el primer semestre

Más de 4.400 personas visitaron alguna de las bodegas de la Ruta del Vino entre enero y junio.
Imagen de archivo de una de las catas de vinos con Denominación de Origen Bierzo.

Tres años es el plazo que se ha marcado la asociación Bierzo Enoturismo para empezar a recoger los frutos del trabajo y el esfuerzo realizado en su campo de actuación. Tres años para consolidar su apuesta y convertir al turismo ligado al mundo del vino en uno de los motores económicos de la comarca berciana. Un plazo razonable de cara a conseguir el reconocimiento del Bierzo como una marca vinícola no sólo de referencia nacional, sino también de calado internacional al que, no obstante, se han adelantado muchos amantes del vino que ya han apostado firmemente por el enoturismo. De hecho, las bodegas asociadas a la Ruta del Vino del Bierzo registraron en el primer semestre del presente año un incremento del quince por ciento en el número de visitantes con respecto al año pasado.

Según los datos facilitados a este periódico por el gerente de Bierzo Enoturismo, Rubén García Franco, entre enero y junio del presente ejercicio, visitaron el Bierzo, vertebrando su recorrido en torno a la viticultura, 4.406 personas con un gasto medio por visitante de seis euros en la visita estándar y de catorce euros en las tiendas. Se incrementa el número de personas que visitan alguna de las diecisiete bodegas adscritas a esta particular ruta del vino, ligando esta actividad no sólo a catas o experiencias gastronómicas, sino también a casas rurales y patrimonio histórico; y aumenta también el gasto medio, lo que permite a la gerencia de Bierzo Enoturismo mirar hacia el horizonte de una manera optimista y con la satisfacción de que las cosas se han empezado a hacer bien. No en vano, ha sido precisamente la escasa capacidad que hasta hace unos años mostraba el sector para aprovechar sus potencialidades y crear una imagen de marca la que ha retrasado su desarrollo.

Por meses, ha sido junio el que más éxito ha cosechado, mientras que fueron enero y febrero las mensualidades que se cerraron con menor número de visitas. Aquí la climatología juega un papel determinante. De hecho, a partir de marzo el número de visitantes ha ido creciendo de manera progresiva llegando al máximo en el ya citado mes de julio. «Esto supone un crecimiento de la oferta turística y una mejora en la definición de los productos enoturísticos de las bodegas, así como en el servicio y la atención a los turistas», destacó Rubén García Franco.

Además del Consejo Regulador de la DO de los Vinos del Bierzo, Bierzo Enoturismo está integrado por las bodegas: Estefanía, Vinos de Arganza, Cuatro Pasos, Godelia, Luna Beberide, Losada Vinos de Finca, Ribas del Cúa, Bodega del Abad, Casar de Burbia, Viñas del Bierzo, Prada A Tope, Valtuille, Alberto Ledo, Pérez Caramés, Adriá, Peique y Castro Ventosa.

El enoturismo se consolida en el Bierzo con un 15% más de visitas en el primer semestre
Comentarios