domingo. 28.05.2023
TRIBUNALES

Evitan la cárcel porque la instrucción judicial estuvo parada ocho años

Los autores de unas oleadas de asaltos a iglesias y ermitas del Bierzo y de la zona norte aceptan de conformidad penas que no superan los 23 meses de cárcel
B2B7FDA6-8F2E-4DC1-9736-C721D2894777
Al momento de juicio celebrado esta mañana. RAMIRO

Los acusados de conformar una banda que se dedicaba a robar en Iglesias de diferentes puntos de la comunidad, han aceptado esta mañana la pena de  23 meses de prisión como máximo en conformidad con el Ministerio Fiscal, que reduce las penas por haber estado paralizadas la instrucción judicial durante ocho años por causas ajenas a los acusados.

El juicio se ha celebrado esta mañana en Audiencia Provincial de León, donde se ha dictado una sentencia in voce tras llegar a un acuerdo a las partes para rebajar la pena a cambio del reconocimiento de los hechos .

El procedimiento se ha extendido a lo largo de 16 años, tras una laboriosa tarea de investigación. Los asaltos tuvieron lugar en centros religiosos de Burgos, La Rioja y Navarra. Eran ángelotes, cuadros, clavos, objetos de barro sustraídos de los templos y revendidos en una tienda de Logroño. Seis mil folios de un proceso interminable en un juzgado de Ponferrada, repartidos en una docena de tomos en papel.

La investigación se inició en la localidad berciana de Yebra, en un robo que curiosamente no se ha podido resolver. Al igual que otros cometidos presuntamente en El Bierzo. Los sospechosos llevaron a cabo una actividad perfectamente planificada y organizada dedicada al asalto y sustracción de diversos objetos de arte sacro y religioso en Iglesias y ermitas ubicadas en lugares aislados o poco habitados del entorno rural sitos en un radio de como máximo de 150 kilómetros de La Rioja, desde la que operaban los cuatro usuarios.

Dicha actividad criminal era dirigida y controlada de modo directo por el cabecilla, quien como dueño de una tienda de antigüedades encargaba a los otros tres acusados los actos delictivos que debían realizar y las necesidades comerciales que tenía, enviando ordenes expresas en el sentido de tener que conseguir angelotes, cuadros, clavos, barros o el objeto artístico que correspondiera. 

Además de dar las pertinentes órdenes, el líder suministraba medios materiales al resto de acusados para la actividad delictiva como por ejemplo gasolina para los vehículos en que se tenían que desplazar el resto de acusados para cometer los hechos delictivos o directamente comprar un coche con la finalidad de poder desplazarse el resto de acusados a cometer hechos delictivos. 

Una vez cometido el ilícito que correspondiera, se quedaba con los objetos sustraídos por sus compañeros de actividad al tiempo que les entregaba a estos una cantidad de dinero previamente convenida en función de los resultados obtenidos y de la rapidez con la que habían actuado al seguir las ordenes. Dicho grado de control sobre los otros tres acusados era tan elevado que le permitía incluso abroncar a los mismos y recriminarles sus posibles faltas de celo o eficiencia en el cumplimiento de los trabajos encomendados a los mismos.

Como consecuencia de la actividad relatada se llevaron a cabo asaltos en Villalomez (Burgos) el 27-2-2008 de donde se sustrajeron cinco columnas policromadas y tres crismeras metálicas. Siendo dichos objetos recuperados y restituidos en el transcurso de la investigación.

También asaltaron la Iglesia de Hozabejas en octubre de 2008 , de donde se sustrajeron dos guardapolvos, cinco candelabros de distintos tamaños, dos columnas de madera policromada, tres lámparas de metal , un facistol de madera, un platillo de vinajeras, un portacirios, un incensario y una columna de madera . Estos objetos fueron recuperados y restituidos en el transcurso de la investigación. 

También consta el asalto con ruptura de puerta en la ermita de Nuestra señora de Torrontero en la localidad de Villalaín en octubre de 2008 .Todos los objetos sustraídos fueron recuperados y restituidos en el transcurso de la investigación.

Hubo un forzamiento de la puerta de un pajar no habitado en la localidad de Arlanzón (Burgos) realizado el 22-8-2008 en el que enunciaron las propietarias a sus acciones legales.

Se registró igualmente el forzamiento de la puerta de la Iglesia de San Roque de la localidad de Santa Olalla de Valdivieso (Burgos) cometido en octubre de 2008 de donde se llevaron un atril de madera que fue recuperado en el curso de la investigación.

Fue forzada la puerta de la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios de la localidad navarra de Sesma acaecidos en los meses de junio y julio de 2008 de la que han sido recuperados la totalidad de los objetos que fueron sustraídos.

Asaltaron la emita en la localidad de Cenicero (Navarra ) en noviembre de 2005, de la que se sustrajo una pintura con marco dorado representando a nuestra señora de la Merced , que fue recuperado en el transcurso de la investigación. El arzobispado de Pamplona ha renunciado al ejercicio de las acciones que le pudieran corresponder por los presentes hechos.

La causa ha permanecido paralizada sin actividad procesal sustantiva entre los años 2009 a 2017 por circunstancias totalmente ajenas a la voluntad de los acusados.

Evitan la cárcel porque la instrucción judicial estuvo parada ocho años
Comentarios