lunes 18/1/21

Las expropiaciones para encauzar el Sil hasta Toral costarán medio millón

El nuevo puente de acceso tendrá 23 metros de luz y dos carriles de otros seis.

El Ayuntamiento de Ponferrada considera cerrados ya prácticamente todos los detalles para el encauzamiento del Sil entre la zona de Flores y la localidad de Toral del Merayo. Por esta razón el concejal delegado de Urbanismo, Juan Elicio Fierro, resaltó ayer la importancia del periodo que se ha abierto hasta el próximo día 20 para presentar alegaciones ante la Confederación Miño-Sil.

Si no se producen contratiempos importantes, el ejecutivo municipal del PP considera que las obras de defensa de los márgenes podrían estar a finales de este mismo año, una vez cerrado el proceso de contratación. Fierro ha mantenido esta misma semana contactos con los técnicos de la Confederación para conocer a fondo algunos de los detalles del proyecto.

De los 2,8 millones de euros en los que se ha fijado el presupuesto inicial para esta intervención, casi medio millón de euros se destinarán al pago de las expropiaciones. En la zona urbana que media entre la barriada de Flores y Toral de Merayo existe un gran número de fincas particulares. En el margen derecho del río, precisamente para proteger a la zona urbana de posibles avenidas, se levantará un dique de contención a lo largo de todo el trayecto.

Deuda pendiente

Aunque el concejal de Urbanismo de lo que se mostró especialmente satisfecho es de las condiciones que se contemplan para la ejecución del nuevo puente de acceso a Toral. Esta intervención lleva pendient años en la capital berciana y recobra interés público cada vez que se produce un temporal de lluvias que suele acabar con la interrupción del tráfico por el mencionado paso elevado como ocurrió hace menos de un mes.

El nuevo puente de entrada a Toral desde la carretera de Flores tendrá una luz, distancia entre sus puntos de apoyo, de 23 metros. El tablero estará compuesto por una doble calzada de seis metros de ancho para el tránsito de vehículos, y sendos pasos peatonales de dos metros de ancho, al margen de arcenes de 0,50 metros. «La inclusión de esta actuación es algo que nos congratula especialmente porque hemos luchado mucho por ello», comentó el números dos de López Riesco.

Todas las obras, tanto de defensa de los márgenes del río entre el Pajariel y la zona urbana, así como los accesos a la localidad de Toral deberían estar concluidas a finales del año que viene.

Las expropiaciones para encauzar el Sil hasta Toral costarán medio millón
Comentarios