jueves 17/6/21
Laboral

La extensión del paro obliga a Roldán a apagar el horno

Es una medida para ahorrar costes mientras se mantenga la huelga
Trabajadores de Roldán, a la entrada de la fábrica. L. DE LA MATA

Aceros Roldán apagó el horno el fin de semana. Un hecho excepcional al que la empresa se ha visto obligada para ahorrar costes energéticos ante la prolongación de la huelga indefinida que la plantilla inició el pasado miércoles y que, de momento, no tiene visos de resolución. Es verdad que la dirección ha citado al comité para una reunión hoy por la tarde, pero —según relató su presidente, Miguel Ángel Arias— la condición es que desconvoquen la huelga y los trabajadores no pasan por eso. Consideran que se puede negociar con la huelga activa y, de hecho, es lo que defienden. «Pensaban que esto iba a ser una medida de presión de dos o tres días y al ver que se alarga, han optado por apagar el horno, ya que encendido sigue consumiendo y generando gastos», explicó Arias.

El comité sigue estando dispuesto a negociar en cualquier momento, siempre y cuando la condición no sea volver al tajo sin haber alcanzado un acuerdo. Ahora, una vez que se ha apagado el horno, reiniciar la marcha si hubiera algún tipo de acuerdo sobre las primas de producción llevaría unos cinco días, explicó el presidente del comité. Lo que se tarda en alcanzar la temperatura óptima.

Hacía más de 30 años que no había huelga en la acerera de Santo Tomás de las Ollas, recuerda Miguel Ángel Arias, y están dispuestos a llegar hasta el final. Hoy seguirán con las concentraciones y recibirán al alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, a medio día, según adelantó el presidente del comité de empresa, que volvió a condenar los actos vandálicos que se han producido en los últimos días.

Algunas personas a título particular han pinchado las ruedas de los coches de algunos trabajadores con contratos temporales que sí están yendo a trabajar, dijo Miguel Ángel Arias. Un hecho que el comité rechaza totalmente porque macha la imagen de toda la plantilla.

La extensión del paro obliga a Roldán a apagar el horno
Comentarios