viernes 4/12/20

Una fábrica de briquetas bajo los restos de la montaña negra

DL31P16F15-17-42-38-7.jpg
DL31P16F15-17-42-38-7.jpg

La retirada de la montaña de carbón se llevó por delante las ruinas de lo que fue la fábrica de ovoides y briquetas (arriba), situada en el tramo de la avenida de Los Escritores donde hoy se asienta la hamburguesería de la cadena McDonalds. Sepultada por el escombro repartido por el extrarradio de la ciudad, mientras estuvo activa la fábrica elaboraba conglomerados de carbón con forma de ovoides y briquetas que se distribuían en Madrid. Seleccionados los mejores carbones, los descartes se enviaban a la central térmica. Lo que quedaba de la fábrica de briquetas se esfumó bajo el escombro en 2003 sin apenas polémica, más allá de las quejas de historiadores como José Antonio Balboa de Paz, que siempre lamentó que el desmantelamiento de la montaña negra, que llegó a los 80 metros de alto, se llevará por delante un pedazo de historia.

Una fábrica de briquetas bajo los restos de la montaña negra