sábado. 28.01.2023

La Fele insta a Riesco a que rebaje las tasas de las licencias para nuevos negocios

El CEL aplaude que se agilicen los trámites . pero la patronal ve necesario incentivos.
El comercio es uno de los sectores con más peso en la economía de Ponferrada.

La modificación de la ordenanza de concesión de licencias para agilizar al máximo posible la apertura de nuevos negocios que anunció hace días el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, ha sido vista con muy buenos ojos por parte de la patronal, desde donde consideran incomprensibles los tiempos de espera actuales para la resolución de los trámites burocráticos. No obstante, los empresarios van más allá y exigen actuaciones que realmente incentiven la actividad empresarial. «Con medidas tan puntuales, pequeñas e insignificantes como esta, no se van a abrir negocios», garantizó el presidente de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele) en el Bierzo, Javier Morán.

Lo que Moran defiende es la puesta en marcha de beneficios económicos, tales como al reducción de las tasas que se imponen por la concesión de una licencia de apertura o incluso su desaparición en el caso de empresas más pequeñas, aquellas que pagan entorno a los 500 o 600 euros. «Dentro de sus posibilidades económicas, el Ayuntamiento debería pensar también en reducir estos costes si de verdad quiere incentivar la apertura de nuevos negocios», consideró el empresario, reconociendo, eso sí, que la solución real está de mano de las entidades financieras y es a ellas a quien las administraciones deben exigir que pongan el dinero en circulación y financien la actividad empresarial.

Las opciones contempladas por Morán apuntan también al Gobierno autonómico. «La gran mayoría de los impuestos que se cobran a los establecimientos viene regulador por la Junta de Castilla y León. Hay que intentar que los gastos derivados de las nuevas aperturas se reduzcan», aseguró.

Por su parte, el presidente del Centro Empresarial Leonés (CEL) en el Bierzo, Abel Ángel Macías, manifestó también su satisfacción ante la agilización de los trámites para conseguir una licencia de apertura, de tal modo que una empresa o despacho podrá abrir sin tener que esperar a tener la licencia física. Algo que hasta ahora podía retrasar dos o tres meses la apertura. «Es un paso más en positivo para eliminar la burocracia. Todo es válido para facilitar la apertura de negocios», aseguró Macías, quien también ahondó en la necesidad de poner en marcha mecanismos a mayores.

Para el presidente del CEL que todas las normativas que regulan el funcionamiento de las pymes, pautadas incluso desde Europa, deben ser notificadas de manera directa a los afectados, ya que su publicación en los boletines oficiales no garantiza que el empresario las lea. Por ello, muchas veces, ante el desconocimiento, es sancionado.

La Fele insta a Riesco a que rebaje las tasas de las licencias para nuevos negocios
Comentarios