viernes 10.04.2020
Tribunales

Folgueral achaca el caso del Mundial a un intento de influir en las elecciones

Los investigados estudian, tras el archivo, medidas legales contra quienes les denunciaron
Marcos Díez, Sergio Gallardo, Emilio Cubelos, Samuel Folgueral, Javier Álvarez y Fernando Álvarez. LUIS DE LA MATA
Marcos Díez, Sergio Gallardo, Emilio Cubelos, Samuel Folgueral, Javier Álvarez y Fernando Álvarez. LUIS DE LA MATA

Una «persecución política» que derivó en «persecución personal» por parte de «un grupo de personas que no quieren a Ponferrada» y que buscaron influir en el resultado de las elecciones municipales de 2015 y de 2019. Ese es «el trasfondo», según el ex alcalde Samuel Folgueral, de la denuncia sobre la gestión del Mundial de Ciclismo que acaba de ser archivada en primera instancia por el juzgado de Ponferrada que instruía la causa impulsada por la Plataforma Cuentas Claras. El jugado no ha visto indicios de malversación de fondos públicos ni de desvío de dinero.

Satisfechos por el sobreseimiento provisional, y a la espera de saber si las partes personadas, junto a la plataforma también el Ayuntamiento de Ponferrada en calidad de perjudicado, recurren el archivo ante el juzgado o la Audiencia, Folgueral compareció junto al resto de investigados, que ahora estudian adoptar medidas legales contra los denunciantes. Acompañado por los ex concejales Emilio Cubelos, Fernando Álvarez, Sergio Gallardo, por Marcos Díez, que fue vicepresidente de la ya suprimida Fundación muncipal del Deporte que gestionó la organización sin usar fondos públicos —el pago del canon a la Unión Ciclista Internacional por parte del Ayuntamiento— y por el letrado que los ha defendido, Javier Álvarez, Folgueral insistió en que no se ha valorado la oportunidad que ha supuesto para Ponferrada el Mundial, «un acontecimiento único e irrepetible» del que después no se sacó rendimiento porque sus sucesores en el Ayuntamiento, el equipo de la alcaldesa Gloria Fernández Merayo, renunció a ello. «El Mundial es lo más grande que ha habido y habrá en estas tierras», aseguró Sergio Gallardo, «y no se le ha querido sacar rentabilidad».

«Como Manos Limpias»

Gallardo lamentó que el edil del PP Roberto Mendo, a cargo después de la Fundación y conocedor, insistió, de las cuentas, echara «basura» sobre ellos y «no saliera a decir que no eran verdad» las irregularidades que denunciaban desde la plataforma, a la que Marcos Díez, por su parte, comparó con «el mal llamado sindicato ultraderechista Manos Limpias» por la función que habría representado en la denuncia. «Es populismo judicial y espero que sus dirigentes acaban de forma parecido». se desahogó.

El letrado Javier Álvarez puso en duda la financiación de la plataforma y resaltó que muchos de quienes dejaron su firma en la primera denuncia lo hicieron «engañados» pensando que se trataba de reivindicar mejoras en el mercado y la retiraron poco después. Álvarez, afirmó que la «principal culpable» de que el Mundial tuviera números rojos fue la consultora Dentsu Aegis, que «incumplió» el contrato para lograr 10 millones de euros en patrocinios. Aegis se retiró de la denuncia por apropiación indebida al recibir del Ayuntamiento el millón de euros que dejó como aval. Álvarez, recalcó que Folgueral heredó la organización del Mundial de su antecesor, Carlos López Riesco, y «no podía dar marcha atrás» sin poner en peligro la solvencia del Ayuntamiento. Y exigió a los denunciantes que pidan disculpas.

Ramón: recurso en estudio

El alcalde, Olegario Ramón, declaró en Onda Bierzo que los servicios jurídicos municipales estudian si el Ayuntamiento recurre el archivo de la causa.

Folgueral achaca el caso del Mundial a un intento de influir en las elecciones