sábado. 28.01.2023

USE Bierzo no respaldará, en pleno, las cuentas que el equipo de Olegario Ramón ha presentado para 2023. Y no lo hará porque comprometen seriamente la estabilidad financiera del Ayuntamiento de Ponferrada y conducen al municipio al «quebranto económico», según la explicación ofrecida ayer por su portavoz, Samuel Folgueral, que también negó que el presupuesto de algo más de 77 millones de euros presentado el martes sea el más alto de la historia —recordó que en la época de Carlos López Riesco alguno «rondó los 90 millones»— y que la reducción del nivel de endeudamiento haya sido tan milagrosa como Ramón dejó caer, principalmente porque «la previsión de deuda viva que el Ayuntamiento tenía a 31 de diciembre de 2022 ascendía a 10 millones de euros». Una cifra muy alegada de los algo más de 22 millones en los que se ha quedado.

Folgueral advirtió que la intención del gobierno local es «seguir friendo a impuestos a los ciudadanos», ya que solo eso puede explicar que se haya solicitado —dijo— una ampliación del plan de ajuste hasta el 30 de junio de 2028, cuando el Ayuntamiento «ha cumplido las previsiones del plan» y este se podría cerrar a 31 de diciembre de 2022.

«Bajo el paraguas del plan de ajuste, se puede implementar el tope respecto a tasas e impuestos, que es el mantra de estos señores», afirmó el portavoz de USE, que asegura que el afán recaudatorio de Olegario Ramón se mantiene al alza y subiendo porque «no le llega el dinero» para tapar los agujeros que está creando. Y citó el servicio público de transporte, que no solo no se ha municipalizado como así había prometido reiteradamente el PSOE, sino que el actual contrato se prorroga un año más y el coste del mismo «es tres veces mayor».

«Engañan con municipalizar» y fijan «un contrato que no le ocurre ni a quien asó la manteca», dijo Folgueral respecto al nuevo TUP, que «ni pulseras ni pantallas digitales ni los fuegos de artificio que anunció el concejal», añadió, considerando un error garrafal la asunción del billetaje por parte del Ayuntamiento en plena pandemia, con una caída drástica del número de usuarios.

Se prorroga al contrato del transporte público y también el de la empresa que gestiona el aparcamiento de pago, la ORA. Al respecto, Folgueral también advirtió «en primicia» que la intención del equipo de gobierno es extender la zona azul al barrio de La Rosaleda para poder contrarrestar la pérdida de plazas derivada del nuevo modelo de terrazas de hostelería y de «la situación del centro urbano».

«No le llega el dinero para nada y nos va a freír a tasas e impuestos», reiteró Samuel Folgueral para considerar que el presupuesto de 2023 es, efectivamente, el del triple salto, en alusión a la definición ofrecida por el propio alcalde, pero del «triple salto mortal y al vacío» y no inversor, social y de sensibilidad con el medio rural.

Además de que la deuda viva se ha reducido muy por debajo de lo que se había previsto, se contempla lia solicitud de otro préstamo de tres millones de euros que eleva hasta «alrededor de los 9 millones» la cantidad de dinero en préstamos que ha pedido el equipo de Olegario Ramón desde que está al mando del Ayuntamiento, aseguró el portavoz del grupo de la oposición. Y a esos tres millones habrá que añadir «un millón y medio de euros que hay que devolverle al Gobierno central por un error».

«Olegario Ramón ha demostrado ser un alumno aventajado del PP más despilfarrador que ha habido en este Ayuntamiento y al que el PSOE echó con una moción de censura», consideró Samuel Folgueral, que también dejó claro que el equipo de gobierno no se ha puesto en contacto con su grupo en ningún momento para abordar cuáles de sus propuestas iban a ser incluidas en el borrador del presupuesto. El propio regidor apuntó el martes que son siete, pero USE no tiene constancia ni información de a qué se refiere, ya que en la documentación «solo vemos generalidades, ningún epígrafe concreto».

«Son malas noticias para la ciudadanía. Se avecina un quebranto económico. Todo lo que se ha dicho es falso y estamos de nuevo en la senda de la deuda y el despilfarro», incidió el portavoz de USE. Y esto con independencia «de la espada de Damocles que pesa sobre el Ayuntamiento con la disolución de Pongesur» y la posible sanción que «llevaría a la debacle económica».

Folgueral advierte «quebranto económico» y la intención de «freír a impuestos» a la...
Comentarios