miércoles. 08.02.2023

Forestalia prioriza las zonas mineras en su plan de biomasa

La cultura industrial y la mano de obra cualificada inclinan la balanza.

dl | ponferrada

La cultura energética e industrial de las zonas mineras, la mano de obra cualificada, la capacidad de evacuación eléctrica, el apoyo institucional y la abundancia de paja de cereal y recursos forestales sostenibles en el entorno. Estas son las razones por las que empresa Forestalia ha decidido dar prioridad a las actuaciones de generación eléctrica mediante biomasa que se desarrollen en las zonas mineras como el Bierzo. Un decálogo de intenciones que reveló ayer para volver a incidir en su compromiso con la planta proyectada para el polígono industrial del Bayo, cuya construcción se iniciará este mismo trimestre, a expensas únicamente de las perceptivas licencias.

«El apoyo social e institucional a estos proyectos en zonas de tradición minera se ha puesto de manifiesto en las reuniones de trabajo mantenidas entre Forestalia y colectivos muy diversos del tejido socioeconómico y las instituciones a todos los niveles. Por ello y sin renunciar al resto de proyectos de generación mediante biomasa, Forestalia ha valorado priorizar las actuaciones previstas en zonas mineras, donde se cuenta con un claro apoyo del tejido social y de las instituciones autonómicas y locales, como Cubillos del Sil», expresa la compañía en un comunicado de prensa en el que anuncia, también, un nuevo proyecto en Guardo (Palencia); una planta de biomasa agrícola y forestal de 49,9 megavatios que, como la del Bierzo, será ejecutada por Acciona Industrial.

«Al igual que la planta proyectada para Cubillos del Sil, se trata de un proyecto que aplicará las últimas tecnologías para optimizar la eficiencia y minimizar las emisiones», garantizaron fuentes de Forestalia, insistiendo —en respuesta a las críticas que en el Bierzo han surgido de parte de algunos colectivos ecologistas— en que «queda descartado cualquier combustible que no sea paja de cereal y residuo forestal». Eso en ambos proyectos, tanto el berciano como el palentino.

«Esta limitación es un condicionante esencial del proyecto, y responde al requisito fijado por el Ministerio de Industria y Energía, que en la convocatoria de la subasta de renovables de enero de 2016, exigió el uso exclusivo de biomasa agrícola y forestal. Los derechos derivados de la adjudicación en esta subasta otorgan a Forestalia la posibilidad de situar sus plantas en cualquier parte de la España peninsular, pero tras el análisis de alternativas, se ha optado por las ubicaciones de Castilla y León por todas las ventajas señaladas», subrayaron desde la dirección este grupo empresarial de generación eléctrica.

Forestalia prioriza las zonas mineras en su plan de biomasa
Comentarios