viernes 21/1/22

Una frase para la polémica

La Asociación Feministas Bercianas registra una queja por la intervención del presentador del encendido de luces en Ponferrada El Ayuntamiento pide disculpas a la ventrílocua Celia Muñoz
                      Un momento del evento del encendido de luces navideñas el pasado viernes en POnferrada. ANA F. BARREDO
Un momento del evento del encendido de luces navideñas el pasado viernes en POnferrada. ANA F. BARREDO

A veces las expresiones públicas las carga el diablo y lo que pudiera salir por la boca sin prever la repercusión, acaba en polémica. El pasado viernes se celebraba en Ponferrada el tradicional encendido de luces navideñas. Se hacía con la presencia de la ventrílocua, Celia Muñoz Segura, última ganadora de Got Talent España. Inauguró el espectáculo, promocionado por el Ayuntamiento de la capital berciana.

En el transcurso del evento, la persona que presentaba el acto, según queja pública registrada en el consistorio por parte de la Asociación Feministas Bercianas «verbalizó subido al escenario que ‘si (Celia) es capaz de hacer eso con la boca cerrada, qué no será capaz de hacer con la boca abierta’».

La frase escandalizó a la Asociación Feministas Bercianas y ayer domingo la Concejalía de Juventud y Fiestas del Ayuntamiento de Ponferrada lamentaba a través de una nota de prensa «que una expresión desafortunada del animador o speaker del acto festivo del encendido de luces navideñas haya podido ofender a un sector de la población». En el escrito se indica que el Ayuntamiento de Ponferrada se ha puesto en contacto con la artista invitada, Celia Muñoz, «para transmitirle sus disculpas por este incidente». Indican que «la ganadora de Got Talent considera que, aunque la expresión de la polémica no fue muy acertada, ella en ningún momento se ha sentido ofendida ni cree que su labor profesional o artística hayan sido menospreciadas por ese comentario del speaker».

Control del contenido

Desde el consistorio que preside el alcalde Olegario Ramón explican que «el animador colaboró de manera altruista en la actividad, que por ser pública e improvisada, no fue en ningún caso susceptible de ser sometida al control previo del contenido». Añaden que «el propio speaker considera que la expresión no fue acertada y asegura que su intención no tenía ningún contenido vejatorio para la gran artista que había actuado. Sin embargo, ante la posibilidad de que pueda ser entendida como una expresión obscena, el Ayuntamiento y el propio colaborador piden disculpas a la artista, a todas y todos los que hayan podido sentirse ofendidos y a toda la ciudadanía».

Una frase para la polémica