jueves. 01.12.2022
Experiencia agrícola con éxito

Frutos rojos, de la planta a la boca

Una ingeniera abre en Narayola una finca plantada de arándanos, moras, grosellas y frambuesas en la que el consumidor recoge justo lo que quiere
Los arándanos están en la actualidad maduros para su recolección, que en Narayola se ofrecen directamente al consumidor. ANA F. BARREDO

Sabido es que el Bierzo conforma una comarca afortunada en riqueza agrícola, por su tierra fértil regada por numerosos ríos. A los productos típicos y tradicionales de huerta y fruta con sellos de calidad por denominación de origen se está sumando ahora una nueva corriente, con plantaciones hasta hace poco inexistentes. Es el caso del cultivo de los denominados frutos rojos: los arándanos, la grosella roja y negra, las moras y la frambuesa.

En el corazón del Bierzo, en el rico pueblo agrícola de Narayola (municipio de Camponaraya), una ingeniera industrial llamada María del Carmen Balboa Yebra, está logrando un gran apoyo de particulares y familias enteras que, con sus niños, quieren pasar unas horas agradables recogiendo arándanos, grosellas, moras y también algo de frambuesa. Lo que más éxito tiene ahora mismo como producto de temporada es arándano, con una finca de una hectárea perfectamente estructurada.

Enseñanza práctica
Familias enteras llevan a sus niños y comprueban, de forma didáctica, dónde crece el fruto que comen

El consumidor llega a la parcela, situada a la entrada del pueblo, en la margen derecha de la calle Real, tomando la rotonda de acceso cerca de la cooperativa de Camponaraya, y recoge el fruto que quiere llevarse para casa. En el lugar se lo pesan, paga por ello, y directamente a la boca. Quien más suele disfrutar son los niños que acuden con su familia. Cuenta María del Carmen Balboa que los pequeños conocen de primera mano lo que la naturaleza produce y aprenden la importancia y el sabor de los productos naturales, recogidos y degustados en el momento. Acuden con cestas o utensilios que le dan en la finca y, a la par que los recogen, también pueden ir comiendo los que quieren porque forma parte de toda la excursión y experiencia didáctica de aprendizaje.

«Aquí, además de que disfrutan viendo, recogiendo y comiendo, el producto es más barato. No hay intermediarios; vienes los recoges, los pesamos y pagas por lo que te llevas», señala esta ingeniera de Narayola. La experiencia que ha puesto en práctica está siendo éxitosa por la respuesta de la gente. Funciona «el boca a boca». Los frutos rojos que aquí se producen son todos cien por cien ecológicos. No usan fitosanitarios. Balboa Yebra echa mano de sus conocimientos creando un ecosistema natural, usando la sabiduría de la naturaleza con tapizantes que se comen las malas hiervas. Esta finca de arándanos de Narayola es pionera en el Bierzo, junto a otra en Páramo.


La finca de arándanos es 100% cultivo ecológico. A. F. BARREDO


La plantación de Narayola es pionera en el Bierzo. A. F. BARREDO


Carmen Balboa, en la tierra que cultiva. ANA F. BARREDO

Frutos rojos, de la planta a la boca