martes. 31.01.2023
                      Las llamas devoraron la cubierta y la primera planta. BOMBEROS
Las llamas devoraron la cubierta y la primera planta. BOMBEROS

Siete horas —entre desplazamiento e intervención— dedicaron los bomberos de Ponferrada en la extinción de un incendio que destruyó una vivienda en la localidad de Castroquilame (Puente de Domingo Flórez). La llamada del Servicio de Emergencias 112 entró en el parque de bomberos poco antes de las 19.15 horas del lunes y las labores de extinción se dieron por concluidas a las 2.30 horas de la madrugada de ayer. La situación fue crítica por momentos, dado que en el interior de la casa incendiada había un depósito de gasóleo. La intervención y la ayuda de los propios vecinos resultó fundamental y también la de los operarios municipales, que desplazaron hasta el lugar una carroceta con 2.500 litros de agua desde Puente de Domingo Flórez para facilitar las tareas de extinción.

Fue el propietario el que alertó al 112 de que las llamas estaban devorando su casa, ya desalojada, y veía salir el fuego por la cubierta. Avisados los bomberos, hasta Castroquilame (situado a 40 kilómetros de Ponferrada y cuyo desplazamiento requiere de más de 40 minutos) se desplazaron cinco efectivos con dos camiones autobomba. Cuando llegaron, la cubierta de la vivienda de grandes dimensiones ya había colapsado por efecto del fuego y también estaba seriamente afectada la primera planta. En ese momento, los vecinos ya estaban intentando evitar la propagación de las llamas de la casa de al lado.

Las primeras tareas se centraron, precisamente, en evitar la propagación a la vivienda colindante y a un depósito de gasóleo que se encuentra en el interior de la casa incendiada para, posteriormente, abordar la extinción del incendio. «Se trata de una vivienda de gran superficie a la que inicialmente no se puede acceder, ante el peligro de posibles derrumbes estructurales», detallaron fuentes de lo bomberos.

Culminada la extinción y asegurada la zona para evitar posibles reigniciones, el balance es de destrucción total de la cubierta y la primera planta. También la planta baja sufrió importantes daños y, en general, las zonas que se libraron de las llamas han sufrido, igualmente, graves desperfectos por el agua empleada en la extinción. Todos los indicios apuntan a que el origen del incendio se produjo en la chimenea de la vivienda, según la información facilitada por los bomberos.

El fuego destruye por completo una vivienda habitada en Castroquilame
Comentarios