viernes. 30.09.2022

El concejal no adscrito Manuel de la Fuente advirtió ayer públicamente al alcalde, Olegario Ramón, que «no hará más el paripé de aplaudir a ministros o altos cargos como si hubiera entre ambos una relación institucional normal y correcta» cuando, en su opinión, se están vulnerando sus derechos constitucionales «en cuanto a que no dispongo de una oficina en el Ayuntamiento donde recibir a ciudadanos y hacer mi trabajo diario».

En una nota, en la que explica que ha declinado las invitaciones tanto a la recepción del ministro de Universidades, Manuel Castells, al Ayuntamiento como al acto en la Uned, De la Fuente recuerda que sigue recibiendo ciudadanos «en algunos casos en la calle, en terrazas de bares o en mi propio domicilio sin la concentración necesaria para resolver los problemas que me plantean».

El edil no adscrito da de plazo a Olegario Ramón hasta el próximo 1 de septiembre para asignarle un local adecuado donde poder desarrollar correctamente su labor como concejal «y en las mismas condiciones que los demás concejales, ya que desde el 5 de mayo de 2021 que presenté el Recurso de Reposición aún no he recibido contestación al respecto por parte del alcalde». En caso contrario, anuncia que acudirá a los tribunales.

De la Fuente irá a la Justicia si el alcalde no le da un despacho
Comentarios