martes 7/12/21
Medio Ambiente

Galicia suma hasta diez manadas de lobos en la zona que limita con el Bierzo

La Xunta cuantifica el número de ejemplares en medio del debate sobre su conservación
Imagen tomada en Tejedo de Ancares, antigua trampa en el monte para lobos. ANA F. BARREDO

La frontera del Bierzo con Galicia concentra hasta una decena de manadas de lobos, según el último estudio elaborado por la Xunta. En la comunidad vecina ha vuelto a reabrirse el debate sobre si las batidas son la opción idónea para controlar una especie siempre en el ojo del huracán.

 

De momento, la Consejería de Medio Ambiente gallega entiende que las «medidas preventivas» son la mejor solución para controlar los ataques al ganado. En la comunidad gallega hay unas 60 manadas en total.

 

Aunque el Bierzo no tiene una serie propia en el balance que hace la Junta de Castilla y León, en la memoria de 2017 se estableció que, al menos existen hasta 8 de las 54 manadas controladas en la provincia. Según esa misma memoria, la última publicada en la página web de la administración autonómica, la mortalidad no cinegética de la especie incluyó tres casos en el Bierzo: uno por muerte natural en Peranzanes, otro por un atropello en Candín y otro por un disparo en Folgoso de la Ribera. Ese año, los cotos del Bierzo tuvieron un cupo de cuatro lobos para abatir.

 

En el Bierzo hay ataques pero no se han convertido en un tema de polémica, al menos de cara a los medios de comunicación, como ocurre en provincias como Ávila. Las organizaciones ganaderas sí apuntan a la necesidad de establecer mayores compensaciones por los ataques.

 

La norma en Galicia data de 2008 y establece diversas medidas de prevención y control ante los daños millonarios que provocan estos animales sobre las explotaciones ganaderas de la comunidad vecina.

 

En Castilla y León, el número de ataques de lobo al ganado comunicados a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente correspondientes al año 2017 ascendió a 1.989, y el número de cabezas muertas fue de 2.982, correspondiendo 1.716 cabezas a ganado mayor (en su mayoría ganado vacuno), y 1.266 a ganado menor (en su mayoría ganado ovino).

 

Estas cifras supusieron, a juicio de los responsables del gobierno autonómico, «una estabilización» en el número total de ataques respecto a los datos registrados en el año anterior y un descenso en cuanto al número de cabezas totales muertas, si bien el comportamiento es notablemente diferente en función del tipo de ganado.

Galicia suma hasta diez manadas de lobos en la zona que limita con el Bierzo
Comentarios