domingo 26/9/21

Gobierno y Junta buscan un frente común en LM

Maroto se reúne en Valladolid con Amigo y Carriedo para analizar posibles salidas a la crisis
Foto facilitada por el Ministerio de la reunión de Maroto con representantes de la Junta. L. DE LA MATA

Sin avances en la mesa de negociación y con un conflicto a las puertas del mes de agosto, cuando todo el mundo se va de vacaciones. Los trabajadores de LM se volvieron a movilizar ayer a las puertas del local donde se celebraba una nueva reunión con la empresa, en este caso para hablar de las condiciones de trabajo. La multinacional eólica quiere reducir a cinco las jornadas, de lunes a viernes, lo que implicaría no pagar los pluses de los fines de semana. Hoy miércoles, ambas partes volverán a reunirse, esta vez para hablar del expediente de regularización de empleo para 393 trabajadores.

«Es una lucha por toda la comarca, no por una empresa», reivindicó ayer el secretario comarcal de Comisiones Obreras, Ursicino Sánchez, también delegado en LM, a las puertas del local donde se celebraba la reunión

Mientras, en el plano político, parece que algo empieza a moverse después de que la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, comprometiera ayer una «posición común» junto con la Junta de Castilla y León en defensa de los puestos de trabajo de la multinacional del polígono de La Llanada.

Maroto celebró una reunión con los consejeros Carlos Fernández Carriedo (Economía) y Carlota Amigo (Empleo), el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, y representantes sindicales aprovechando su visita a Valladolid para participar en la Mesa de la Automoción, según informó el Ministerio en su cuenta oficial de Twitter. Maroto señaló antes del encuentro que «el Gobierno de España siempre que hay un expediente regulación empleo actúa, se pone a trabajar, por supuesto con los responsables de la comunidad autónoma donde esa mala noticia se produce, y busca el diálogo con la empresa y con los trabajadores». Además, recordó que esa posición común ya sucedió con Vestas, en Villadangos, y en Made, en Medina del Campo.

Por su parte, el portavoz del Grupo Podemos en las Cortes de Castilla y León, Pablo Fernández pidió ayer a Alfonso Fernández Mañueco que se reúna con la dirección de la empresa para mediar en este asunto ya que es una empresa que han contado con subvenciones públicas. Tras mantener un encuentro con el presidente de la Junta de cara a la Conferencia de Presidentes, el líder de Podemos en Castilla y León insistió en que «no puede ser que una empresa que ha recibido ayudas públicas plantee ahora destruir casi 400 empleos en una comarca tan deprimida por la descarbonización como el Bierzo». Precisamente ayer, el Grupo de Podemos en el Congreso mantuvo una reunión con el Comité de Empresa de LM a la que no acudió la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, según pudo contrastar este periódico tanto en fuentes sindicales como de Podemos. Desde el socio del PSOE en el Gobierno se deriva la responsabilidad hacia dos carteras socialistas, Industria y Transición Ecológica, aunque insisten en que harán todo lo posible por defender a los trabajadores.

Luis Mariano Santos, de UPL, también aprovechó ayer su reunión con Mañueco para pedir la implicación de la Junta.

Gobierno y Junta buscan un frente común en LM
Comentarios