lunes 24/1/22
Cierre

La Herrería se toma un descanso

El monumento de Compludo cerrará el 1 de enero durante dos meses para revisar la maquinaria tras caer este año las visitas un 75% hasta las 5.000
El herrero Manuel Sánchez mostró el funcionamiento de la fragua el pasado verano a un grupo de turistas con mascarilla. ANA F. BARREDO

La segunda ola se llevó los turistas. La Herrería de Compludo, que había batido récords de turistas durante el verano hasta convertirse en uno de los monumentos más visitados del Bierzo, durante la desescalada y a pesar del aforo limitado, cerrará finalmente el año con poco más de cinco mil visitas, lo que supone una caída del 75 por ciento respecto a la media de 20.000 de los últimos años.

Con la mitad de la temporada perdida debido al confinamiento de primavera, el momento en que la Herrería reabre habitualmente tras el parón invernal, las restricciones a la movilidad coartaron de cuajo el flujo de turistas en octubre, según cuenta el responsable de la empresa Vita Et Natura Et Lengenda, Juan Carlos Flórez, que gestiona el monumento. De esta forma, la Herrería afronta un nuevo parón invernal, entre el 1 de enero y el 1 de marzo, con la peor cifra de visitantes desde su rehabilitación tras unos años cerrada por la ruina del inmueble.

A partir del 1 de enero, y durante las siguientes ocho semanas, el herrero, cuidador y guía de la Herrería de Compludo, Manuel Sánchez, volverá a hacerse cargo del mantenimiento del monumento en un trabajo que aprendió de sus padres y abuelos. Con la maquinaria bien gestionada en los últimos años y sin necesidad de cambiar ninguna pieza importante, Sánchez se centrará en ajustar las palas del rodezno que mueve el agua y nivelar la rueda. Un trabajo artesanal que se completará, un año más, con la limpieza de la maleza en el entorno del edificio. Flórez confiaba ayer en que la revisión no depare sorpresas.

La Herrería de Compludo todavía permanecerá abierta tres días de la última semana del año, de martes a jueves, en horario de 11.00 a 13.30 horas y de 16.30 a 19.30 horas, antes de someterse a la revisión invernal. Como en todos estos meses desde su reapertura en julio, para visitar la Herrería es necesario respetar la distancia entre los turistas y usar mascarilla. Las visitas guiadas por Manuel Sánchez, que se encarga de encender la fragua para que los turistas observen el funcionamiento de unan herrería que todavía mantiene la tecnología medieval, son de veinte minutos de duración.

Belén de Pin y Pon

En el vecino Espinoso de Compludo, el Museo Artebaida todavía mostrará hasta el mes de febrero el singular Belén de muñecos de Pin y Pon que reproduce el Castillo de Ponferrada, de miércoles a domingo.

La Herrería se toma un descanso