domingo 23.02.2020
"El criminal más grande de todos los tiempos"

La historia sobre El Hombre Lobo empezará en el Bierzo

La Diputación de Orense financia una película sobre el mito de Manuel Blanco Romasanta, que tuvo su primera condena en Ponferrada en 1844
El cartel de la película. firma
El cartel de la película. firma

La Diputación de Orense financiará una película sobre «el personaje más extravagante de la provincia» y «el criminal más grande que los tiempos han conocido», en palabras de su presidente, Manuel Baltar. Se trata de un largometraje sobre la vida de Manuel Blanco Romasanta (Esgos, Orense, 1809 - Ceuta, 1863), autor de al menos 13 asesinatos en el siglo XIX. Conocido como El Hombre Lobo de Allariz, está considerado como una representación real del Sacamantecas o El hombre del saco. La presentación de Laurada tuvo lugar la semana pasada.

Este personaje tiene relación con el Bierzo porque la primera acusación de asesinato, de 1844, fue por la muerte de Vicente Fernández, un alguacil de León que pretendía cobrarle una deuda. Fue el Juzgado de Primera Instancia de Ponferrada, 14 meses después y sin pruebas feacientes, el que dictó la sentencia, a diez años de presidio en rebeldía.

Aunque la película se centrará en sus andanzas por Galicia y se rodará mayormente en la provincia de Orense, la primera imagen en la pantalla será en el Bierzo, según explicó ayer a este periódico su director, Óscar Doviso. «Nuestra pretensión es grabar en verano en el Bierzo, cuando se promete con Catalina y es perseguido por el alguacil», explica. De Romasanta nada se sabe hasta 1843 cuando recorría los pueblos de León con una tienda ambulante y dio su palabra de matrimonio a Catalina Fernández, una mujer 18 años mayor que él, hermana del párroco de Cubillas. Es cuando tiene que huir perseguido por las sospechas del alguacil, que lo buscaba para embargarle la tienda por deudas.

No está claro, a juicio de Doviso, que fuera el autor material del asesinato, aunque fue condenado. Desde el Bierzo, huyó a Galicia, que es ya donde se centra la película, a partir del año 1845.

El perfil de Manuel Blanco Romasanta nunca fue tratado con la profundidad que merece este personaje, «un hombre que sabía leer y escribir en la época», advierte el director. Doviso explica que hay mucha documentación sobre el tema y destaca el importante trabajo de investigación que tuvieron que hacer. «Decidimos hacer un perfil psicológico de uno de los mayores asesinos en serie y también capturar Galicia a mediados del siglo XIX, donde la vida era muy dura, y para ello tenemos escenarios naturales que han estado intactos durante cientos de años».

El protagonista será el actor Marcos Vázquez, para quien el personaje «cumple todas las expectativas que un actor puede tener».

«Aún se conserva cierta visión fantástica y de leyenda, también porque nunca se encontró su cuerpo muerto», dice el director. Y es que, aunque murió en la cárcel, sus restos mortales no se sabe dónde fueron a parar.

La película no quiere salvar para nada la figura de Romasanta, pero sí quiere contar lo bueno y lo malo, aclara Daviso. «También hay que tener en cuenta la vida que tuvo en su infancia, en su adolescencia... las causas por las que acabó como acabó».

Autor confeso, no fue ejecutado al considerarse el único caso documentado de licantropía clínica, un trastorno alucinatorio caracterizado por las ideas delirantes del afectado sobre su transformación en animal. Se le acusó de llevarse mediante mentiras y engaños a mujeres y niños para matarlos y sacarles el sebo o unto, y posteriormente venderlo. En su defensa, Blanco Romasanta declaró en el juicio, donde fue defendido hasta por un cura, destaca el director, ser víctima de un sortilegio de una bruja que, según él, le hacía transformase en lobo durante las noches de luna llena.

La historia sobre El Hombre Lobo empezará en el Bierzo