miércoles. 29.06.2022

Este periódico intentó ayer conocer la versión de los afectados en el local, pero declinaron ofrecer declaraciones. El susto en el cuerpo aún perdura y no será fácil olvidar lo sucedido.

Los tres encapuchados, una vez que destrozaron por completo las dos máquinas tragaperras situadas a la entrada del establecimiento y se hicieron con las monedas, se dieron a la fuga a los pocos minutos de su fechoría.

Partieron a toda velocidad en un vehículo. Se da la circunstancia que este local se encuentra en un punto situado entre la concurrida estos días autovía del Noroeste, y la carretera nacional VI. Están paralelas y los delincuentes pudieron elegir entre tomar la vía rápida de la autovía del Noroeste, o bien desviarse desde el edificio del hostal restaurante a la derecha y tomar la carretera Nacional, bien en dirección a Bembibre, o bien de retorno a Ponferrada para enlazar con la A-6.

Huida en coche preparado con salida directa a la autovía y la N-VI
Comentarios