jueves 04.06.2020
Iniciativas

El IEB impulsa la investigación de la comarca con un premio renovado

El concurso Antonio Estévez dejará de dar prioridad a investigadores menores de 40 años
Entrega del último premio Antonio Estévez concedido, en 2018, en el Museo de la Radio. LUIS DE LA MATA
Entrega del último premio Antonio Estévez concedido, en 2018, en el Museo de la Radio. LUIS DE LA MATA

Economía, política, historia, sociedad, música, arte, geografía, antropología, etnografía o patrimonio. Son algunas de las disciplinas científicas con las que el Instituto de Estudios Bercianos (IEB) pretende fomentar el conocimiento de la realidad de la comarca; uno de los objetivos fundacionales de la asociación creada en 1959 y que ahora toma un nuevo impulso con un cambio en las bases del Premio de Investigación Antonio Estévez, que alcanza su sexta edición. En vista de la escasa aportación de la última convocatoria, cuyo premio quedó desierto por falta de calidad de los trabajos presentados, el IEB ha decidido ampliar el espectro de investigadores y elimina de las bases del concurso la prioridad, a igualdad de calidad, que el jurado otorgaba a los trabajos elaborados por autores de menos de 40 años. «Es algo que ha podido desincentivar a algunos investigadores», explica la directora del instituto, Mar Palacio, que continúa al frente de la asociación en vista de que la crisis del coronavirus ha interrumpido el proceso para elegir a una nueva dirección.

El Premio Antonio Estévez -en memoria del escritor, intelectual y anarquista de origen berciano que nació en Brasil, hijo de una pareja de emigrados, y murió en México en 1960- tiene una cuantía de 2.000 euros, más un accésit de 500 euros, y admite investigaciones con un enfoque estrictamente teórico o basado en experiencias concretas. El jurado valorará en primer lugar la calidad y el rigor del trabajo científico, y también la innovación, el interés del estudio y la aplicación práctica que podría tener a la hora de mejorar determinados aspectos de la sociedad. Especialistas en las distintas temáticas de los trabajos presentados en la convocatoria formarán parte del jurado, designados por la Junta Directiva. Los estudios deben enviarse a la sede del IEB (Vía Río Oza, 6) en Ponferrada antes del 31 de julio, de forma anónima y con un lema que los identifique, además de un plica en sobre cerrado con los datos de contacto del autor o grupo que ha elaborado la investigación. El fallo del jurado se producirá antes del 31 de diciembre de este año. Las bases completas pueden consultarse en la web del IEB, que podrá publicar los trabajos ganadores y también aquellos otros presentados que considere interesante divulgar.

En ediciones anteriores, el IEB ha premiado investigaciones relacionadas con temas bercianos que van desde la memoria histórica a la música celta. Pero el jurado de la última edición decidió dejar la convocatoria desierta por entender que ninguna de las investigaciones reunía la calidad de los primeros años del concurso creado en 2014, entonces con una dotación de 10.000 euros.

Defensor de la educación racionalista, contrario a la violencia y muy crítico con las injusticias de su tiempo, Estévez denunció en su día las condiciones de los trabajadores en los Estados Unidos, el asesinato de los anarquistas Sacco y Vanzetti, y también el caciquismo que imperaba en el Bierzo natal de sus padres. El autodidacta Estévez, que al comienzo de la Guerra Civil vivía en Valtuille de Abajo, rodeado de los libros que había ido adquiriendo en sus viajes a Cuba y Nueva York, tuvo que partir al exilio, primero en Francia y finalmente en México. La familia Estévez patrocina ahora el premio que otorga el IEB.

El empresario Helios Estévez Pérez, que ha realizado una importante labor de cohesión del exilio republicano español en México, es desde 2015 socio de honor del IEB.

El IEB impulsa la investigación de la comarca con un premio renovado