viernes 14/8/20

La Iglesia y Vega claman ayuda contra la despoblación

El obispo de Astorga apeló a la responsabilidad de las familias para que tengan hijos y el alcalde hizo en la ofrenda una defensa del rural.
La Ercina fue portada por 50 jóvenes de Vega de Espinareda. L. DE LA MATA
La Ercina fue portada por 50 jóvenes de Vega de Espinareda. L. DE LA MATA

M. Félix | Ponferrada

La Iglesia, a través del obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, y el alcalde de Vega de Espinareda, Santiago Rodríguez, dejaron ayer claro en la ofrenda a la patrona del Bierzo la necesidad de actuar contra la desplomación de los pueblos de la comarca.

«El problema que tenemos delante nosotros, tanto la sociedad civil como la Iglesia, es la despoblación y el envejecimiento de la población. Si no hay un cambio de rumbo, me atrevo a augurar que en dos o tres décadas la población del Bierzo será la mitad de la actual», destacó el prelado asturicense. Para el obispo existe una solución clara, pero nadie quiere afrontarla: «Si queremos que se mantenga la población es necesario que las familias sean responsables y tengan hijos; y para que los hijos se queden aquí la sociedad debe proporcionarles un trabajo atractivo y digno». Juan Antonio Menéndez remarcó que el ambiente político, social y cultural «no está por esta labor», por lo que entiende que «será muy difícil, pero no imposible un cambio de mentalidad». Y este cambio sostiene que implicaría valorar a la familia «basado en el amor fiel entre el hombre y la mujer, que garantice la estabilidad y la apertura a tener nuevas vidas en este mundo»,

También vio necesario el obispo «un impulso creativo», para que el futuro no dependa solo de los subsidios de jubilación, «sino que se ponga en marcha la creación de riqueza con el asentamiento de nuevas empresas».

En esta línea de creación de empleo y apuesta por el medio rural se centró el discurso pronunciado por el alcalde de Vega de Espinareda, quien tenía este año la responsabilidad de la ofrenda ante La Encina. Santiago Rodríguez es conocedor de la situación de los pueblos de Ancares y tiene a su cargo a los 12 pueblos que conforman el municipio y se asientan en una zona Reserva de la Biosfera. Por eso, considera de vital importancia un apoyo decidido al medio rural, con inversiones importantes en materia de telecomunicaciones, que los arranque del aislamiento y favorezca con prestaciones nuevos asentamientos de negocio y actividad. La mejora de las carreteras y la defensa del sector minero fueron parte de los asuntos sobre los que giró su alegato.

Los doce pueblos que confirman el municipio de Vega de Espinareda llevaron ante la patrona del Bierzo sus mejores productos: el pan recién hecho, la miel, las avellanas, las nueces, los alimentos de la huerta, la pizarra y el carbón, así como el guiño a su poderosa ganadería, con productos cárnicos de la máxima calidad. No se olvidó tampoco el alcalde del pulpo a feira, tan cotizado y codiciado por los que allí acuden para degustarlo.

Fue, en definitiva, una ofrenda a La Encina, cargada de simbolismo, con miles de personas que refrendaron su cariño y devoció a la patrona de la comarca.

La Ercina fue portada por 50 jóvenes de Vega de Espinareda. L. DE LA MATA

La Iglesia y Vega claman ayuda contra la despoblación