viernes 3/12/21
Entrada al pueblo por la zona fluvial que se mejora. ANA F. BARREDO

Los vertidos de aguas residuales que por problemas técnicos se venían produciendo en un barrio de Quintana de Fuseros han sido solucionados tras un acuerdo entre la Confederación Hidrográfica Miño Sil y el Ayuntamiento de Igüeña que preside Alider Presa.

Las obras supondrán una inversión de 260.000 euros y la previsión por parte de la Comisaría de Aguas es que puedan estar ya finalizadas en el verano del próximo año 20221.

Doble iniciativa

El proyecto contempla un paseo de unos 200 metros de largo y una pequeña playa fluvial

Las obras permitirán retirar la tubería vieja que discurríapor la margen izquierda del río Quintana y conectar el barrio de Quintana de Fuseros que faltaba al colector general.

Además, la previsión es que realizando estas obras con la nueva tubería general y el colector principal se creará un paseo fluvial a lo largo de unos 200 metros de longitud por el río Quintana. A todo ello se unirá la creación de una pequeña zona de baño o playa fluvial, con la construcción de un azud desmontable en invierno y que permitirá en verano su uso, emplazado en una zona deportiva, próxima a la Casa de la Cultura de Quintana de Fuseros. El alcalde Alider Presa destacaba la importancia de esta obra que permitirá ya la limpieza total del río.

Igüeña soluciona el vertido al río en Quintana de Fuseros