lunes 24.02.2020

Un incendio intencionado cruza la carretera N-536 en Borrenes

Los dos focos estaban anoche controlados, según el alcalde.
Un incendio intencionado cruza la carretera N-536 en Borrenes

Un incendio intencionado, que comenzó sobre las cinco de la tarde en la carretera de acceso a Borrenes acabó ayer por cruzar la N-536 antes de que sus dos focos, en dirección a Santalla y a Paradela, se dieran por controlados anoche, según la valoración del alcalde, Eduardo Prada, que desde el primer momento estuvo presente en las tareas de extinción.

El fuego movilizó tres helicópteros que descargaron agua en los frentes de fuego próximos al castillo de Cornatel, además de una máquina bulldozer para abrir cortafuegos y dos camiones motobombas, junto a cinco agentes forestales y dos cuadrillas de tierra, según la información de la Junta de Castilla y León.

«Lo importante ya está apagado», decía al anochecer Eduardo Prada, antes de lamentar que el fuerte viento que ayer sopló en la zona de Borrenes y Priaranza hubiera favorecido la propagación de las llamas.

Prada negó que hubiera riesgo para alguna población o para el vecino paraje de Las Médulas. El viento empujaba las llamas en sentido contrario y el alcalde no temía complicaciones.

Un incendio intencionado cruza la carretera N-536 en Borrenes