miércoles. 10.08.2022
Un helicóptero el viernes en Peñalba. BARREDO
Un helicóptero el viernes en Peñalba. BARREDO

Una reproducción durante la noche mantenía ayer en alerta a los servicios de extinción que trabajan en el incendio de Montes de Valdueza, a punto de cumplirse una semana desde que la zona comenzara a arder. Un avión de coordinación ACO del Gobierno sobrevoló ayer el área donde todavía avanzan las llamas para reconocer los puntos calientes y orientar las descargas de los medios aéreos, La Junta de Castilla y León mantenía el nivel 2 de peligrosidad del incendio que ya decretó el pasado día 18. La dificultad para que las cuadrillas de tierra accedan a la zona que todavía arde está obligando al operativo contra el fuego a recurrir a los helicópteros para reducir el avance de las llamas. El mando coordinado de extinción ya ha retirado del incendio de Montes a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

1.435 hectáreas

El incendio, declarado el pasado domingo y que ya ha arrasado 1.435 hectáreas, según cifras oficiales, fue declarado de nivel 2 por amenazar núcleos urbanos de población, lo que obligó a desalojar durante varios días a los vecinos Rimor, Ozuela, San Adrián y Orbanajo. Ayer trabajaban un técnico, seis agentes medioambientales, seis helicópteros, cuatro aviones, tres autobombas, un bulldozer, siete cuadrillas de tierras y cuatro brigadas helitransportadas.

Por otra parte, la Junta dio ayer por extinguido el incendio de Fuente Oliva (Balboa), que deja un balance de 130 hectáreas quemadas, 25 de ellas arboladas. En Santalla comenzaba a las 17.51 horas un nuevo incendio, se daba por extinguido otro foco en Vega de Yeres y seguía controlado el de Paradaseca.

El incendio de Montes se resiste a morir y apagado el de Balboa
Comentarios