viernes 21/1/22

El incendio forestal que sufrió el término municipal de Oencia el pasado fin de semana calcinó finalmente 1,3 hectáreas de castaños, según el balance que difundió ayer la Junta de Castilla y León. El incendio se encuentra bajo investigación después de quedar extinguido a última hora del domingo gracias la labor final de una cuadrilla de tierra y un camión autobomba.

Lo que finalmente no ha pasado de un conato de incendio fue el fuego causado por el incendio del motor de un turismo en Suárbol, en el término municipal de Candín, que además del personal de extinción de incendios (ayer una autobomba y un agente medioambiental) había obligado a intervenir a los bomberos de Ponferrada para apagar las llamas en el coche.

El incendio de Oencia quemó 1,3 hectáreas de soto de castaños