jueves. 18.08.2022

La Junta de Castilla y León ha dado por extiguido el incendio originado el pasado 2 de agosto en Cabanillas de San Justo, Noceda, gracias, en gran medida a las tormentas del pasado miércoles, que ayudaron a controlarlo. Se conoció ayer que, finalmente, el incendio calcinó 32,14 hectáreas de pino y roble.

En cuanto al resto, ya extinguidos también, destacan sobre todo los datos actualizados del gran incendio de Montes de Valdueza, en la Tebaida Berciana, que fue el primero en iniciarse, el 17 de julio y ha durado aproximadamente medio mes. El incendio, posiblemente originado, al igual que el anterior, por rayos, se ha llevado por delante, entre arbolado, matorral y pasto, un total de 1406,4 hectáreas, según confirmaba el parte de la Junta del 4 de agosto.

Por su parte, el de Paradaseca, en Villafranca, que se había reproducido y ya ha sido extinguido, ha quemado 3,02 hectáreas de matorral. Y el de Otero de Naraguantes, que comenzó a finales de julio de manera probablemente intencionada y duró cuatro días, llegó a afectar a un total de 50 hectáreas en la zona.

Así, la superficie total arrasada por estos incendios sería de 1491,56 hectáreas, habiendo sido el de Montes el más devastador de todos.

El incendio de la Tebaida arrasó oficialmente 1.406 hectáreas
Comentarios