viernes. 27.01.2023
Antes de disponer el archivo de la querella socialista el juez dedica todo el punto décimo de sus razonamientos jurídicos a desmontar la supuesta prevaricación medioambiental imputada por Velasco a Ismael Álvarez po la retirada de la montaña de carbón y el vertido de los estériles en terrenos del PAU4 -entre Cuatrovientos y La Placa-. «Cabe concluir», se afirma en el auto, «que no existen indicios suficientes para afirmar que el que fuera alcalde de esta ciudad, señor Álvarez Rodríguez, permitiera o consistiera la realización de supuestas actividades contaminantes al no exigir licencias o permisos que, según parece, no resultaban precisos en el presente caso a tenor del objeto de dichas actividades». Además, recalca por otra parte que tampoco existen «indicios claros del carácter gravemente perjudicial para el medio ambiente de referidas actividades». Bajo asesoramiento técnico A juicio del magistrado, el ex-regidor ponferradino en ningún caso obró de forma arbitraria o prevaricadora en cuanto a las licencias. «Parece que estamos ante una cuestión netamente técnica en la que el alcalde cuenta con el asesoramiento de los servicios técnicos municipales, no observándose tampoco que se haya resuelto, o mejor dejado de resolver en este asunto, contra el criterio expuesto en los informes técnicos». El juez también alude a los informes tanto del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil como de la Dirección General de Calidad Ambiental de la Junta para sostener que no cabe interpretar la existencia de un delito contra el medio ambiente.

Sin indicios de perjuicios graves en el traslado de los escombros
Comentarios