lunes. 28.11.2022
El fuego calcinó por completo las cabezas tractoras de los cuatro camiones de Cymotsa, un todoterreno y una furgoneta.

«Escuchamos una explosión, nos asomamos a la ventana y vimos el fuego». Así relataba ayer Delmiro Teijón, trabajador de la planta de áridos de la empresa Cymotsa en Dehesas que reside al pie de las instalaciones el momento en que descubrió el incendio que en la madrugada de ayer calcinó seis camiones y dos vehículos aparcados en el recinto cerrado. Teijón no vio a nadie y le cuesta creer que se trate de un sabotaje —hay perros en la planta— aunque la Policía Judicial ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias del suceso.

Al trabajador de Cymotsa y a su esposa el fuego les sorprendió en torno a las dos y cuarto de la madrugada. Enseguida avisaron al 112. Pero cuando los bomberos llegaron al descampado donde se encuentra la planta los seis vehículos ya estaban ardiendo. El fuego era tan virulento que Teijón asegura que no pudo hacer nada antes de que llegaran los bomberos. «Si te metes ahí te quedas», le decía ayer a su empleado el dueño de Cymotsa, Jesús Vidal, que tampoco se atrevía a pensar que detrás del fuego pueda haber un sabotaje. Al menos en la propia empresa «nadie está descontento, todo el mundo está cobrando», afirmó. Los bomberos estuvieron trabajando en la extinción de las llamas durante dos horas con dos camiones autobomba. Agentes de la Policía Local también les acompañaron en cuanto recibieron el aviso.

Los bomberos no se atrevieron a aventurar ayer ninguna causa sobre el origen del incendio, a la espera de la investigación policial.

El propietario de Cymotsa lamentó que el incendio —que ha afectado a tres de los seis camiones de transporte de áridos con los que cuenta la planta, a un camión hormigonera, a un todoterreno y a una furgoneta destinada a labores de conservación de carreteras— vaya a paralizar buena parte de la actividad de una planta que mantiene a 40 trabajadores en plantilla. «Esto es una cadena», afirmó.

El empresario sabe que, a la espera del peritaje del seguro, la indemnización no le llegará para reponer todos los camiones calcinados.

Investigan el incendio de dos coches y cuatro camiones en una planta de áridos