miércoles 27/1/21
La jornada de ayer

Izquierdo desliga el desarrollo del Bierzo de grandes infraestructuras

El delegado apuesta por aprovechar los recursos endógenos y la puerta que abren los fondos públicos
Javier Izquierdo, Gerardo Álvarez Courel, Marco Morala y Joaquín S. Torné, en el congreso. L. DE LA MATA
Javier Izquierdo, Gerardo Álvarez Courel, Marco Morala y Joaquín S. Torné, en el congreso. L. DE LA MATA

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, defendió ayer la idea de que el desarrollo del Bierzo no pasa irremediablemente por la mejora de las infraestructuras de comunicación, que esta «no es una condición sine qua non» y que ahora «debemos pensar en otro tipo de infraestructuras que tienen que ver con la prestación de servicios de telecomunicaciones». En todo caso —garantizó— «hay compromiso» y «consignación presupuestaria» del Gobierno de España con el Corredor Atlántico y la A-76. El máximo representante del Ejecutivo central en la comunidad también aseguró que el futuro de la comarca pasa por la «diversificación» de la actividad económica, es decir, «ya no va a haber una gran actividad que genere la mano de obra que generó la minería», sino «muchas pymes» de varios sectores. «La estrategia de trabajo es más de encaje de bolillos», afirmó.

Izquierdo intervino ayer en el Congreso Sobre la Economía del Bierzo organizado por Diario de León. Un evento cuya importancia subrayó y que da cuenta —dijo— «del compromiso del periódico con su sociedad, en este caso la sociedad berciana». Un compromiso que pide al sector privado en general, ya que entiende que «estamos en un momento de transición en el que hay que buscar respuestas para llevar a cabo los cambios que necesitamos» y estos deben venir de la mano de la colaboración público-privada.

«Hay que cambiar el chip», aseguró el delegado, considerando que ese proceso de cambio de modelo productivo pasa no sólo por aprovechar los recursos endógenos (paisaje, cultura, historia, patrimonio, gastronomía y la iniciativa privada), sino también los exógenos, caso de los fondos públicos y la iniciativa privada llegada de otros lugares. Y si se trata de fondos públicos, los ligado a la transición justa despejan el horizonte para la comarca y son una oportunidad —afirmó Javier Izquierdo— para desarrollar nuevos proyectos.

En este sentido y centrándose en el plano más institucional, el representante del Gobierno aseguró que el Ministerio para la Transición Ecológica trabaja en cuatro estrategias fundamentales. La primera es la restauración de los espacios degradados por la minería que, además, «permitirá crear empleo y la recualificación de los trabajadores». La segunda es el desarrollo de infraestructuras sociales, digitales y ambientales para los ayuntamientos que, además, si tienen menos de 5.000 habitante se podrán beneficiar de la convocatoria para identificar proyectos tractores en áreas como la transición energética, la bioeconomía, el saneamiento, la conectividad, el turismo sostenible, el cuidado a las personas, el patrimonio y la cultura.

La tercera estrategia reposa en la Fundación Ciudad de la energía, como motor del Gobierno para el desarrollo de I+D+i, incluidos proyectos de iniciativa privada que pueden aprovechar los recursos tecnológicos e industriales de la Ciuden. Por último, la cuarta acción fundamental para el Ministerio es la capacitación y recualificación laboral y ahí «también es importante la implicación de las empresas, la universidad, los sindicatos», afirmó Javier Izquierdo.

El delegado del Gobierno ofreció cifras sobre los proyectos presentados a la convocatoria de fondos de transición justa. Aseguró que hay 16 definidos como «posibles proyectos tractores», pero que se han presentado 849 iniciativas para el conjunto de las zonas afectadas por el cierre de la minería en la comunidad. De ellos, 382 son proyectos de servicios, 202 son proyectos industriales, 107 corresponden al sector de la agroalimentación, hay 51 de infraestructuras y 42 iniciativas sociales.

Izquierdo desliga el desarrollo del Bierzo de grandes infraestructuras