martes. 05.07.2022
Estado en el que quedó la joyería tras la retirada del coche. ANA F. BARREDO

la Policía Municipal de Ponferrada ha levantado atestado por alcoholemia positiva a un conductor de 23 años que a primera hora de la mañana de ayer sábado protagonizó un aparatoso accidente en la avenida de Compostilla, en el centro de la ciudad. El joven, que conducía un turismo de la marca Opel, perdió el control del vehículo y se fue a empotrar contra la fachada y escaparate de la Joyería Álvarez.


El fuerte impacto causó importantes destrozos en la joyería, quedando parte de la aleta izquierda delantera del vehículo dentro del establecimiento.

 

La Policía Municipal practicó la prueba del alcohol al conductor y el resultado fue que superaba el índice de alcohol en sangre. Los agentes también comprobaron que en el coche viajaban otras dos personas. El conductor tendrá que enfrentarse a un juicio rápido por la alcoholemia positiva y por los desperfectos causados en el establecimiento comercial.

 

El suceso sólo se saldó con daños materiales, que se consideran elevados por los destrozos del escaparate, pero no hubo que lamentar heridos.

Un joven ebrio empotra su coche en la Joyería Álvarez
Comentarios