miércoles 21/10/20
Nuevo convenio marco

La Junta alza en 1,2 M€ la aportación al Consejo y refuerza su posición

Tendrá más competencias en economía, agricultura, cultura, servicios sociales e igualdad
Autoridades autonómicas, comarcales, provinciales y locales, a su llegada al Castillo. L. DE LA MATA

Más dinero, más competencias y una mayor representatividad y visibilidad del Consejo Comarcal del Bierzo en el conjunto de Castilla y León. Estos son los tres pilares del nuevo convenio marco que regirá la relación entre la institución berciana y el Gobierno autonómico durante los próximos siete años. Para la firma habrá que esperar todavía hasta octubre, pero ayer se celebró la reunión de la comisión de seguimiento de dicho convenio o, lo que es lo mismo, el paso previo definitivo para materializar un anhelo de siete años. En 2013, caducó la vigencia del convenio anterior y, desde entonces, había un vacío que ahora se cubre con nuevas expectativas que parecen satisfacer a todas las partes. Al menos, así quedó demostrado en el encuentro de ayer.

Una incremento económico mínimo y modificable al alza de 1,2 millones de euros a cuatro años —300.000 euros anuales más sobre una cuantía base de algo más de dos millones—. Competencias añadidas en ámbitos como el emprendimiento, la economía, la cultura, la agricultura, los servicios sociales y la igualdad. Y la integración del Consejo Comarcal en órganos que tomen decisiones que pueden afectar directamente al presente y al futuro del Bierzo, como el Consejo de Cooperación Local de Castilla y León, en cuya próxima reunión ya participará un representante de la comarca. Estos son los detalles del nuevo convenio que ayer avanzó el consejero de la Presidencia de la Administración autonómica, Ángel Ibáñez, encargado de presidir la reunión celebrada en el Castillo de los Templarios de Ponferrada.

La sede del Consejo

«Nos comprometemos a financiar los estudios y proyectos conducentes a su construcción»

«La Junta de Castilla y León está comprometida con esta comarca y se plasma con hechos, con realidades y con certidumbres», subrayó Ibáñez, para quien el que será el tercer convenio de colaboración con la institución que representa a todos los bercianos «pondrá la primera piedra para uno de sus grandes anhelos»: una sede propia.

En este sentido, el consejero de la Presidencia confirmó que el acuerdo recogerá la voluntad de financiación del Gobierno de la Comunidad Autónoma. «Contemplará el inicio de los mecanismos para poder llegar a conseguir esa sede. Nos vamos a comprometer a que, una vez que estudiemos los planteamientos que se pueden tener en función de las necesidades reales y los espacios posibles, podamos financiar los estudios técnicos y proyectos conducentes a la construcción del edificio», aseguró.

Más visibilidad

El Consejo formará parte de órganos superiores, como el Consejo de Cooperación Local de Castilla y León

Otro compromiso es el de «estimular una colaboración más cercana en cuanto a la difusión de la propia imagen de la Junta asociada al Consejo Comarcal, para que pueda visualizarse que esa unión no es ficticia, que es real y que estamos trabajando unidos por un mismo objetivo», añadió Ibáñez.

Satisfecho. Así se mostró el presidente de la institución berciana, Gerardo Álvarez Courel, con los avances obtenidos. Siete años de espera han merecido la pena —dijo— si el resultado es positivo para el Consejo Comarcal. Y lo es, según sus propias palabras. Eso sí, los logros conseguidos no frenan las reivindicaciones. «También pedimos un incremento en los convenios que firmamos todos los años, que haya un compromiso de mayor inversión en los programas que realiza el Consejo», dijo Álvarez Courel.

Esos programas son el Servicio de Asistencia a Municipios (SAM), protección de menores y de menores infractores, medio ambiente, el Centro de Atención a Drogodependientes. «Todos esos programas tienen que tener un incremento en las aportaciones de las diferentes consejerías, porque todos son deficitarios y siempre obligan al Consejo a destinar gastos de funcionamiento a cubrir ese déficit», afirmó el presidente comarcal.

«Me parece positivo el carácter reivindicativo del presidente del Consejo Comarcal», aseguró el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, que también participó en la reunión de trabajo y que garantizó que la institución a la que representa está «siempre abierta a cualquier negociación con el Consejo para mejorar sus condiciones de trabajo y para que pueda prestar los servicios que actualmente presta a los 38 municipios del Bierzo en las mejores condiciones». En todo caso, Morán confía en que la firma de este tercer convenio con la Junta «sea una forma definitiva de trabajo de cara al futuro y que el Consejo Comarcal no tenga que estar año a año llorando por esos dineros que necesita para su funcionamiento ordinario y para aquellos planes que tienen de inversiones en la comarca.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones acompañó a Ángel Ibáñez en el acto y aprovechó su intervención para incidir en el compromiso de la Junta con el Bierzo. «Un compromiso cifrado en más de 20 millones de inversiones acordadas en Consejo de Gobierno en lo que llevamos de legislatura», dijo, poniendo como ejemplo los últimos 190.000 euros aprobados para la reforma de la calle Gómez Núñez de Ponferrada y los cien mil que liberará próximamente para el suministro eléctrico de la antena de telefonía móvil de la Tebaida.

La Junta alza en 1,2 M€ la aportación al Consejo y refuerza su posición