domingo 15.09.2019
ayudas públicas

La Junta apoya pastorear 10.000 cabras en el Bierzo Alto para prevenir incendios

Una fundación agropecuaria proyecta usar instalaciones mineras como establos.
La Junta apoya pastorear 10.000 cabras en el Bierzo Alto para prevenir incendios

El pastoreo en el monte puede ser la mejor herramienta para prevenir los incendios forestales. Así lo entiende la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, que ayer mostró su apoyo a un proyecto de la Fundación para el Desarrollo Agropecuario de Castilla y León, que pretende introducir hasta 10.000 cabezas de ganado caprino en el Bierzo Alto. La Fundación, que no tiene ánimo de lucro, espera iniciar su actividad a partir de la próxima primavera, después de constituir un ente con capital público y privado que recupere el aprovechamiento de los pastos en los montes de Santa Marina de Torre (Torre del Bierzo) e incluso de antiguas instalaciones mineras como las de Malabá, que podrían reconvertirse en establos.

La Fundación para el Desarrollo Agropecuario de Castilla y León, presidida por el veterinario y profesor emérito de la Universidad de León, José Manuel Martínez, inició ayer con la Junta una serie de contactos institucionales que incluirán a la Diputación de León y al Consejo del Bierzo para recabar ayudas públicas para el proyecto, que comenzará con un rebaño de un millar de cabras y que nace con la intención de extenderse a otras zonas limítrofes como La Cepeda y La Maragatería hasta sumar dos mil hectáreas de pastizales. «En principio no se requiere una gran inversión, pero si funciona, la idea es contar con matadero, sala de despiece y una quesería», explicó ayer José Manuel Martínez al término de la entrevista que mantuvo con el delegado territorial, Guillermo García, entre otros responsables de la delegación autonómica como la jefa del Servicio Territorial de Medio Ambiente, Isabel García, y donde no faltó, como representante de la Cámara de Comercio en la Fundación para el Desarrollo Agropecuario, el empresario minero Manuel Lamelas Viloria.

El pastoreo, además de convertirse en una actividad rentable y fijar población, permitiría que el monte y los cortafuegos estuvieran más limpios, lo que ayudaría prevenir la propagación de incendios forestales y ahorrar en desbroces.

Martínez entiende que no están hablando de nada nuevo en la zona del Bierzo Alto. «No estamos diciendo ninguna tontería. En cada pueblo de toda esa zona antes había tres o cuatro rebaños de ovejas y de cabras», explicó. En una primera fase, serían necesarios «cuatro o cinco pastores» para poner en marcha un sistema de explotación del ganado moderno «y no como antaño, que los soltabas por el campo y estaban todo el día».

Martínez no ha cuantificado el coste del proyecto, pero entiende que en el futuro ente tendrían cabida desde las juntas vecinales y municipios propietarios de los terrenos a las empresas ganaderas que participan en la propia Fundación.

La Junta apoya pastorear 10.000 cabras en el Bierzo Alto para prevenir incendios